/Crónicas///

Crónica: Toy - Madrid (04/04/2014)

04/04/2014, Madrid
7.0
Tom Dougall, Maxim Barron, Dominic O’Dair, Alejandra Diez y Charlie Salvidge
7
Joy Eslava, Semilleno
Precio: 22
http://feiticeira.org/

Un concierto que despertaba mucha expectación, Toy se han convertido en todo un referente del rock actual desde hace apenas tres años que se creó la formación, pero su estilo recuerda a la música de diferentes décadas anteriores. Pero no eran los únicos que atraían a los asistentes, ya que sus teloneros, los jóvenes Trajano!, despiertan la curiosidad de los que sienten predilección por las bandas emergentes. 

Trajano! Ofrecieron un directo algo insulso para quiénes esperábamos expectantes escuchar en directo ese sonido de clara influencia ochentera que destaca además por sus letras en español, un estilo poco habitual entre las nuevas bandas de nuestro país. Al vernos en acción es inevitable pensar la frase: “Si Ian Curtis levantara la cabeza…” porque Trajano! Pueden resultar originales comparados con sus bandas contemporáneas, pero no, si echamos la vista atrás, porque incluso la pose del vocalista de la banda madrileña sobre el escenario se asemeja demasiado a la enigmática actitud del difunto cantante de Joy Division, las comparaciones son odiosas pero en este caso es inevitable. A su favor decir que el sonido fue realmente bueno y más lo son sus canciones. La oscuridad de su música y la agilidad rítmica resultan realmente seductoras, hubo temas que se hicieron muy cortos y los más extensos satisfacían por completo. En canciones como Elegía, despuntó la espectral voz de Lois Brea (vocalista y guitarra) y en La Nube se Extiende los sonidos del sintetizador consolidaban el ritmo del resto de instrumentos. Los madrileños publican su primer disco Antropología a finales de este mes. 

Los anfitriones de la noche arrancaron con la densidad que caracteriza su música y el tema Conductor de su último álbum. Los londinenses venían a presentar su segundo disco Join the Dots dentro del ciclo de conciertos Budweiser Live Circuit. Toy continuaron con cierta monotonía, hasta la mitad del directo todos los temas sonaron demasiado uniformes  y ellos actuaban distantes al público. Cuando llegó el momento de tocar Kopter, de su anterior trabajo, los miembros de la banda comenzaron a mostrar más ímpetu  abandonando el letargo de los primeros temas, el público también se animaba y el largo final instrumental de esta canción provocó una atmósfera de introspección. La música de esta banda tiene la esencia del rock propio de las décadas de los setenta y ochenta con la estética noventera de sus integrantes, melenas grunge típicas de la época, pero con una clara integración musical con la experimentación propia de la actualidad. La psicodelia estuvo presente durante toda su actuación y ese estado despuntaba en temas como Fall Out of Love, con el que la primera fila se desató, en especial un fan que parecía estar llegando al éxtasis. Después de casi dos horas de concierto y un exhaustivo repaso por sus dos trabajos de estudio, Toy cerraban la noche con el tema Join the Dots y unas guitarras casi delirantes.