/Crónicas///

Crónica: Testaferro - Madrid (22/03/2013)

22/03/2013, Madrid
7.2
Tote, Héctor, Josema, Alex
7
La Boite, 1/2
Precio: 6/8

Se hace complicado llenar líneas para una crónica cuando una banda no ha hecho si no arrancar su andadura, con tan solo tres conciertos a sus espaldas, y aún sin ninguna referencia en la calle, pero en este caso hablar de Testaferro nos costará un poquito menos. Y es que estamos ante, por decirlo de algún modo, todo un supergrupo (vaya, como odio ese término, no se por qué lo uso) de las escena hardcore madrileña. Se podría decir que la base de Testaferro está en las cenizas de Gone With The Pain, formación screamo disuelta hace unos años, y de la que la banda que nos ocupa se nutre de hasta tres miembros. Josema, Alex (también en Toundra), y Héctor (Tuya y Trono de Sangre), han reclutado para completar el conjunto, al guitarra y voz de Ulises Lima, y en su día de Costacurta, Tote, con el cual forman un cuarteto que no hay que ser muy listo para saber a que se dedican en este nuevo proyecto. Emocore 90´s, punk rock, post hardcore, y unas pequeñas dosis de esos residuos screamo, forman el cocktail incendiario que nos ofrecen. 

Anoche, en poco más de media hora y ocho canciones, pudimos comprobar que de proyecto paralelo esto no tiene nada, y que esas canciones tituladas (no sabemos si medio en serio, medio en broma) como "Fugazi", "Buenas Noches", "Indies", "Piezas", o "Plomo", prometen, y mucho, para establecerse como uno de los referentes patrios en el mismo momento que se publique el disco que ya han grabado con Ray (Ulises Lima) en su refugio rural de Talavera de la Reina. Tratando de diferenciarse de sus anteriores y actuales otros grupos, pero con el regusto a pasado tan obvio como necesario, Testaferro te degüellan en un tema con su abrasivo post hardcore en la línea de Fugazi, para en la siguiente buscar la melodía y la sensibilidad del mejor emo a lo Braid, o Cap´n Jazz. También Thursday se me venían a la cabeza en una de sus primeras piezas, y nuestros referenciales Lisabö, hacia la mitad del concierto. Seaweed, Van Pelt, Keepsake, o Elliot, serán bandas que pueden venirte a la cabeza, y con esas referencias expuestas, y sabiendo como se desenvuelven Ulises Lima o Trono de Sangre, ya podéis imaginar como de intensos, enérgicos, y aguerridos suenan estos Testaferro en los que tan pronto Tote trata de llevarte al cielo casi susurrando, como te descienden hasta el infierno con los gritos de Héctor. Como para no perderles la pista.

Había otros grupos en La Boite, pero nos esperaban Salvaje Montoya a apenas 200 metros en la sala Wurlitzer...