/Crónicas///

Crónica: Templeton - Madrid (12/05/2013)

12/05/2013, Madrid
7.3
Templeton y sus melodías de Hora de Aventuras
7
Auditorio Conde Duque, Lleno
Precio: 3 euros

A lo largo de nuestros años haciendo crónicas hemos analizado festivales y conciertos de lo más inusual, pero creo que nunca nos hemos enfrentado a una crónica como la que nos ocupa aquí ahora. La banda madrileña de adopción Templeton es la encargada de traducir al castellano las canciones de la serie Hora de Aventuras, la surrealista serie de animación para todos los públicos que se emite en Boing y Cartoon Network, y se han decidido a interpretarlas en vivo en conciertos matutinos para niños (y sus padres).

Este segundo concierto interpretando "Las Melodías de Hora de Aventuras", tras un primero en Costello Río, nos trajo una sensacional mañana para niños y más mayores. Y no es nada fácil, porque por mucho que Santi Castillo y el resto de la banda sean las reconocibles voces de los héroes Finn y Jake en su vertiente española, sus directos en formato acústico no son precisamente lo que un niño de 4 a 6 años espera ver.

Aún así, se sirvieron de valor y de una puesta en escena algo austera (apenas una pantalla detrás con algunas imágenes de la serie en bucle) para tratar de convencer a todos durante una hora y a decir verdad lo consiguieron de sobra. Las canciones de la serie funcionaron de manera perfecta gracias a esos registros vocales que se alargan hasta el imposible y a un buen trabajo de reinterpretación de la banda, alargando algunos de los temas. Tanto que es inevitable pensar que Templeton debería incorporar a su propio repertorio canciones como la de clausura de los episodios o unas coreadas versiones de "Una Isla Muy Chachi" de Jake o una apropiada "Desahuciados".

Para redondear la faena tocaron algunas de sus canciones más alegres, al menos en cuanto a ritmo, como sobre todo fueron "Los Días" y una bailable "Sabe Mejor". Para la próxima cita mejor no pensárselo demasiado y venir a verlos con un algún pequeño amigo, que hay que educar sus oídos desde pronto.