/Crónicas///

Crónica: Summercase - Boadilla (Mad) (19/07/2008)

19/07/2008, Boadilla (Mad)
8.2
9
Viñas Viejas, 15.000 personas
Precio: 65/100 €

Debido al sumo cansancio del día anterior un servidor tuvo la enorme desgracia de permanecer dormido mas de la cuenta. Esto hizo no sólo que hubiera que no presenciar los conciertos de Els Pets y Edwyn Collins, sino que tuvo que perderse una de las actuaciones mas interesantes: We Are Scientists. La hora no era la adecuada, pero es un tachón importante en la hoja de ruta.

Al menos, a ver el tembleque constante de piernas del ex-Stone Roses si llegamos. Ian Brown, en el escenario Movistar, ya había congregado a un importante numero de seguidores. De hecho, se veía en las caras y en el color rojizo de piel de algunos que en el segundo día de festival había mas "guiris". Ian ofreció mas o menos el mismo show de siempre, alternando su visión de dub con indie de manera mucho mas resolutiva que en Wintercase 2005. El gran momento vino cuando apareció en escena Mani (ahora en Primal Scream) ex-compañero de fatigas en The Stone Roses para interpretar sendos "I Am The Resurrection" y "Made Of Stone" para casi enmarcar.


| Nuevas viejas glorias |

Con el sol cayendo, Nick Cave aparecía en escena con sus colegas Bad Seeds del alma: Warren Ellis, Martyn Casey y Jim Sclavunos. ¿Aparecía? No. Arrasaba. Desde luego un comienzo como el de "Depth Charge Ethel" arrollador y arrebatador como poco. Después "Get It On" ya con la eléctrica en la mano y las maracas en las de Ellis igual de salvaje, la vena experimental de "Grinderman", la canalla de "(I Don't Need You To) Set Me Free" y una catarsis final con "No Pussy Blues" que encumbró la actuación como lo mejor del día sin necesidad de ver al resto. ¡Ah! Al final se marcaron un bis y todo ("Love Bomb", no hubo suerte con "Tupelo").

En el lado contrario y a toda prisa, Blondie si sacaban del baúl todos sus hits. Desde una comercialoide "Maria" hasta el final con "Atomic" como pieza clave pasamos por algunos de los mejores momentos de la new wave con "Heart Of Glass" o "One Way Or Another" de una manera muy digna. De hecho, a Debbie Harry la vimos muy bien de voz y al resto de la banda mucho mas aguerridos y guitarreros de lo esperado. El público poco a poco se fue dando cuenta de que en realidad Blondie son un grupo de legado importante y no sólo unos horteras de avanzada edad. Un karaoke con clase.


| Interpol tenían frío y Richard Ashcroft calor |

Con la caída dolorosa de Sons & Daughters del cartel, tocaba empaparse de Interpol en concierto. Un servidor nunca los había catado y a pesar de un inicio bastante prometedor inicio con temas como "Pioneer to the Falls", el concierto se fue congelando y enfriando tanto o mas que su cantante, Paul Banks, que seguía enfundado en un abrigo y un sombrero a pesar del calor madrileño. A pesar de todo ello, gozaron de un buen sonido y nosotros pudimos tener momentos apetecibles como "No I in Threesome" del nuevo y "Slow Hands" de "Antics".

Tras comprobar desde la distancia que Mäximo Park se volvían a llevar de calle a la gente, le tocaba el turno a una de las actuaciones mas esperadas de todo el festival. El regreso de The Verve no se limita a reunir a la banda, sino a presentar los temas nuevos. Pero es inevitable cuando se tienen unos himnos (valga la redundancia) como los de "Urban Hymns" es inevitable que por ahí pasen los mejores momentos. Por ejemplo, "Bittersweet Symphony" debe ser el momento del festival para el 80% de los asistentes, pero es que además nos regalaron primero una "Sonnet" impecable (tras una buena "This Is Music"), luego una "The Drugs Don't Work" muy bien llevada por Ashcroft y sobre todo un "Lucky Man" memorable. Vamos, que no daba un duro por esta reunión y a pesar de ello dieron un concierto muy bueno. Una pena que el concierto terminara con su nuevo single "Love Is Noise" cuando estaba en lo mas alto.


| Dj's, Gillespie y despedida |

Entre dos actuaciones de disc-jockeys en el escenario Walkman al bueno de Bobby Gillespie le tocó ir cerrando el festival. Primal Scream dio un concierto bastante mas guitarrero de lo que podría suponer una actuación entre Etienne De Crecy y 2manydj's, pero que sufrió ciertos problemas de sonido. Sobre todo la batería y el bajo terminaban comiéndose unas guitarras que intentaban sonar bastante rockeras. Gillespie para colmo, estuvo bastante parado hasta que en el final del concierto alternaron su repertorio más esperado: "Swastika Eyes", "Rocks", "Country Girl" y "Movin' On Up". Además, presentaron temas nuevos como "Suicide Bomb" o su nuevo single "Can't Go Back".

Mientras nos largábamos de allí, 2manydj's volvía a hacer retumbar los chalets colindantes. En ese momento nos volvían a pedir la pulsera para poder entrar a lo poco que quedaba de festival: eso nunca cambiará.