/Crónicas///

Crónica: Skizoo - Madrid (20/05/2006)

20/05/2006, Madrid
7.5
Morti, J. Escobedo, A. Bernardini, D. Pérez, Edu
8
Heineken, Lleno
Precio: 13 €

Otro sábado con concierto a buena hora, y entre eso y quedarse viendo en casa a Lordi antes de la copichuelas del fin de semana, pues claramente iba a ser lo primero. Muchas esperanzas en Skizoo después de haberlos visto de teloneros de Audioslave, de las críticas de algún forero de sus anteriores conciertos y quizás por eso también me lleve una agradable sorpresa.

Para la Sala Heineken nos fuimos sin entradas, y casi la liamos porque salía una cola de un variopinto público, alguno hasta con espadas de Conan, hasta la plaza de los Cubos y daba la vuelta otra vez hasta la Heineken.

Media horita larga estuvimos esperando, también motivado por la avalancha de público en la cola y en la que dio tiempo a que nos pusieran casi entero el último de Dredg, y a echar un vistazo al equipo de sonido, el mismito, con los mismitos técnicos de sonido que Elecktra hace un par de semanas. No en vano, Jorge Escobedo, que tonto no es, los ha metido de teloneros en otros bolos de su propia banda.

El inicio ya marcó la pauta del concierto. Un sonido increíblemente bueno con una voz de Morti nitidísima y más si la comparas a Elecktra y la voz de Enrique Reyes con idénticos medios o con como sonaron con Audioslave. "Habra que olvidar..." fue el tema elegido para abrir, seguido de “Partir de cero”. Definitivamente Morti es posiblemente la mejor voz del panorama nacional y su personalidad imprime mayor fuerza a Skizoo que la que pudiera hacerlo Carlos Escobedo a los primitivos Sôber. Otra de las curiosidades era comprobar si la marcha del fenomenal bajista Dani Criado de la banda iba a restar enteros al sonido. Todo lo contrario. Edu de Stravaganzza a parte de sonar perfecto e ir sobrado, además aporta unos grandísimos coros a la voz de Morti, y junto con el otro Dani a la bateria, conforma lo más destacable de los actuales Skizoo. Las guitarras brillan en algún punto pero es la solidez de la voz de Morti y la base rítmica lo que mejor soporta el show de Skizoo. Además esta vez Morti no me descolocó tanto como en la anterior ocasión. El micrófono sigue forrado de moscas, pero el hacer corear al público los estribillos, en todos los interludios entre canción y canción le dio mucho dinamismo al concierto de cerca de hora y media.

Por lo demás el set list con un único disco pues ya se sabe, consistió en tocar todos los temas del álbum, que funcionan bastante bien en directo, destacando “933 revoluciones” con un Morti espectacular y en colar tres covers bastante logrados adaptándolos al sonido de Skizoo. Fueron un atípico “Shout” metalero de Tears for Fears, recibido por el grupito de heavies de delante de mí como si fuera el gran éxito del “true metal” de los 80, una curiosísima versión del “Passenger” de Iggy Pop, sustituyendo el “larala” por un "bla, bla, bla" a lo “Llueve sobre mojado” de Fito Paez y el inevitable “Entre dos tierras”, un poco venido a menos en la música, pero todo un clásico y un gran divertimento, porque como dijo Morti este tema ya no les pertenece a Heroes, sino a toda la gente.

Y parafraseando tambíén a Morti, como el dios Janos, era el momento de mirar hacia el pasado, pero también hacia el futuro, en los bises y justo delante y detrás de “Entre dos tierras” sonaron dos nuevos temas. El primero un medio tiempo muy bonito, huyendo de la obviedad y el segundo, un tema metalero en línea del primer álbum que sin dudarlo, demuestran que la banda va a tener continuidad.

Será porque no esperaba mucho, será por la primavera, pero el caso es que este concierto lo disfruté verdaderamente. Lástima la ausencia de teloneros y lástima los 13 euros de la entradas, porque por lo demás mereció mucho la pena. Además y al llegar a casa, ves que Lordi gana Eurovisión. Pues para que quieres más.