/Crónicas///

Crónica: Rhino - Granada (03/10/2009)

03/10/2009, Granada
8.5
Javier Galvel, Julen Gil, Sergio Robles
9
Who Rock Bar, 120 personas
Precio: 5 €

La primera vez que me desplazo a Andalucía por temas musicales y mejor no podía salir la cosa. La sala Who, curiosísima. Precios de bebida que ya quisiéramos por Madrid (1,5 la cerveza, 6 el cubata cargadito) y músicos encerrados en una jaula para tocar (tal cual). Por contra, mala visibilidad del escenario y no muy buenos medios sonoros. Pero ideal para el evento que nos ocupa.

Monkeypriest con su "Defending The Tree" han sido una de las sorpresas del año, a nivel doom y sludge firmando uno de los debuts más prometedores del género de los últimos tiempos. Les queda aún largo recorrido pero el presente es esplendoroso. Si en "Defending The Tree" suenan aberracados, en directo doblan el nivel de aberracamiento. A pesar de algún pequeño desajuste en los dos temas nuevos que interpretaron, a parte de ideas claras en disco, tienen un directo acorde con las expectativas creadas. "Doomsday" fue el tema elegido para cerrar un concierto duro y directo del todavía escaso repertorio.

Cabeza de Caballo actuaban como banda local y se noto que eran la banda que más público movía, porque después de ellos bastante público abandonó la sala. El estilo no me iba demasiado, aunque ellos cumplieron con creces y cuando más llamaron mi atención fue en una versión de Black Sabbath. Nada que objetar salvo que era el grupo que estilísticamente menos tenía que ver con mis gustos de la velada.

Rhino por el contrario son una de mis bandas de cabecera. "Javier está jodido y está dándolo todo" fue una de las frases del bajista. Efectivamente parece ser que tenía problemas de voz, por lo que no abuso de voces forzadas, pero sobró con la actitud y saber estar de Javier, que llena el escenario prácticamente por si mismo. Casi que más que hablar de lo que tocaron, es mejor hablar de lo que no tocaron. Se echó en falta un "Funebre" o un "Wendigo", las canciones más grungetas del repertorio, y para mi, de lo mejorcito de su último disco, pero el grupo se centra en directo en lo más macarra del repertorio. "Que calor hace aquí, hostias" y "todos lleváis un vasco dentro" son algunas de las frases para el recuerdo, con un público entregado y con algún sector haciendo el gamberro de más. "Exposed to the rotted sun", según ellos, la "canción más mojabragas" del set (en broma) fue el tema elegido para cerrar un concierto intenso hasta el límite.

Tres bandas estupendas, por poco dinero, en una ciudad incomparable para la juerga nocturna. ¿Algo más se puede pedir? Pues la verdad es que no. Bueno sí, que se hagan cosas así con tanto público al lado de casa. Te tienes que ir a Granada para vivir una fiesta metalera así ...



PUBLICIDAD