/Crónicas///

Crónica: Posies, The - Madrid (30/09/2010)

30/09/2010, Madrid
7.2
Jon Auer, Ken Stringfellow, Matt Harris, Darius Minwalla (Rebecca Lander)
7
Heineken, 3 / 4 de sala
Precio: 18 €

Los remozados The Posies son ya todo un concierto que ver si a uno le interesa medianamente todo el ambiente power-pop y rock alternativo. Ellos se prodigan mucho, pero aún queda gente como el que escribe que por unas cosas o por otras no había tenido oportunidad de ver en vivo al tándem formado por Jon Auer y Ken Stringfellow. Grave error.

Porque aunque su reciente "Blood Candy" no sea su mejor trabajo ni 2010 su mejor época, son únicos a la hora de convencer a base de melodía y actitud. Lo peor de toda la fiesta fue un repertorio algo flojo y carente de ritmo, especialmente debido a las habituales charlas de Ken y Jon. Supongo que si les ocurre esto es porque para ellos España es ya cómo una segunda casa: para bien y para mal.

El otro punto negativo es que aunque sorprenda, estuvieron muy fallones. No el dúo habitual de The Posies, sino su batería en concreto. Impropio de ellos tener que cortar "Enewetak" por lo sano por un lío monumental en los tiempos, ni tampoco que la interpreten en los bises para exculparse.

El concierto supo comenzar muy bien con los temas nuevos "Plastic Paperbacks" y "So Caroline" para posteriormente lanzarlo al siguiente nivel con "Flavor Of The Month". Pero a pesar de la bonita aparición de Rebecca Lander, a partir de ahí les costó mucho mantener la fuerza hasta que hacía el final del set tiraron de "Throwaway", "Ontario" o una muy acertada "Take Care Of Yourself". En los bises faltó mucha garra de inicio, especialmente con Ken en el piano, que al final supieron cerrar por todo lo alto con una "Definite Door" cargada de adrenalina.

Antes de ello, una formación de Big City reducida a una única persona se dedicó a repasar su cancionero, con visita incluida al de Big Star. Una pena que hubiera poca gente a esas horas tan tempranas, pero es lo que toca.

Esperemos poder ver de nuevo los escupitajos y saltos de Ken Stringfellow junto a su colega Jon Auer ya con los temas de "Blood Candy" más mascados.