/Crónicas///

Crónica: Nothink - Bilbao (26/04/2008)

26/04/2008, Bilbao
8.5
Juan Blas, Aleks Ferrero, Miguel Peñas
9
Billypool, Unos 50
Precio: 8 €

SETLIST HEDTRIP
"Give It To Me"
"Let Me Flow"
"Mother Love"
"Excuse Me"
"Rythm Delight"
"Dancing Woman"
"Emphasis"
"Durden Essence"
"Pink Glance"
"How"

SETLIST NOTHINK
"Welcome to the Hill Valley"
"Kill! Kill! Genocide"
"Unite & Restart"
"Crows of Tragedy St."
"Enemy's Meeting Point"
"The Skyline"

Paso de Nothink y Hedtrip por Bilbao en uno de esos conciertos que sus respectivas agendas les permiten hacer juntos, como dos de los buques insignia del sello Aloud Music. Como banda local, los vitorianos Same Old. Un cartel de rock alternativo nacional más que apetecible que en principio iba a verse en Antzoki 18 pero contra todo pronóstico acabó en otra sala, la Billypool en la que ya no se celebran conciertos. Salimos ganando bastante con el cambio, especialmente en cuestiones de visibilidad.

Abrieron pues puntuales Same Old, quinteto al que el escenario se le quedaba tan escaso como era el público entregado a su directo, aunque teniendo en cuenta que el plato fuerte no llegaría a juntar el medio centenar, no está mal. Pese a irradiar energía en una mezcla de arrebatos de crossover y hardcore rabioso aunque divertido a lo At The Drive-In, por momentos no terminaron de cuajar. Eso sí, protagonizaron otros a la altura de lo mejor de la noche con un antiguo single de cuando cantaban en inglés, "Alimentando Bocas" o "Gridio Temptator", donde la efusividad rítmica nos hizo acordarnos de The Mars Volta.

Después tocaría el turno de Hedtrip (el orden entre Hedtrip y Nothink varia segun el día, como confirma nuestra reciente crónica de Barcelona) que comenzaron muy convencidos con temas de su bailable "Roma" como son "Give It To Me", "Let Me Flow" y "Mother Love". La cosa marchaba bien, la banda entregadísima, lamentar lo típico de un concierto destinado a bailar, que la gente no acababa de animarse pero como ya digo por la banda no sería. Sin embargo a uno le rondaba el pensamiento de cuantas se tocarían de "About Useless Needs" y por fin llegó "Excuse Me" notándose que la mayor parte del público estaba como yo, esperando algo de su vibrante segundo trabajo.

Tras volver al presente con "Rythm Delight" que a la postre sería el momento más reposado (es un decir) del concierto y una divertida "Dancing Woman" sin orgasmo de por medio llegaba el tono optimista de "Emphasis". Para el final dejarían los espasmos de "Durden Essence" y "How" que finalizaría el concierto por todo lo alto no sin antes repasar el reciente single "Pink Glance". En definitiva una acertada combinación del tono más oscuro y rabioso de su según disco con el más optimista y funkie de su tercero en un directo bailón y sudoroso. Está claro que los temas de "Roma" se abrirán paso a través de su directo.

Finalmente llegarían Nothink, claramente los más esperados, pero lamentablemente no para quedarse mucho. Abrieron como el disco, con una "Welcome to the Hill Valley" donde no se echaron de menos los efectos. Cada riff y golpe de batería era vivido por varios seguidores, dando testimonio del estatus que ha conseguido el trío, a la altura de muchos de fuera. A saco, enseguida arremetieron con la QOTSA-era "Kill! Kill! Genocide" para después llegar al juego de contrastes de "Unite & Restart", único momento donde en el estribillo la capacidad (increíble) de Juan para combinar voz y guitarra (la única que llevan, es lo que tiene esto del power-trío). En fin, rock alternativo de proporciones épicas, también en directo.

Entonces la banda anunciaría que se despedía con la que viene a ser uno de sus "singles" más redondos (al menos según esta santa web), "Crows of Tragedy St.", interpretada con toda la fuerza que requiere. Pero el aviso no era ninguna broma, ya antes nos había avisado que iban mal de tiempo y que si tocaban poco no sería por falta de ganas. Así que tras la extravagancia percusiva de la arrolladora "Enemy's Meeting Point" parece que estaba todo dicho. Por cierto, buen momento para apreciar como el trío clava los tempos del disco, que junto al buen sonido a ratos parecía que se estuvieran marcando un playback de los buenos. Finalmente y tras suplicar al responsable de la sala, pudieron tocar un tema más, "The Skyline", ante la ausencia de consenso.

Obviamente se debió medir el tiempo un poco mejor (con grupos, es complicado), pero mirándolo por el lado bueno, tuvimos un muy buen concierto estándar de Hedtrip, casi es mejor eso que tener dos a medias. Ya habrá más oportunidades de ver a Nothink por Bilbao, esperamos. Y si, una pena no poder disfrutar de la fiesta de "Reading Between The Lines" o la emotividad de "Silver Bridges To Heaven", pero tampoco estoy seguro de que las toquen en directo y sinceramente no me acordé de ninguna canción de Bipolar Age, salvo tal vez "Straight On Back".





PUBLICIDAD