/Crónicas///

Crónica: Kylesa - Madrid (11/04/2010)

11/04/2010, Madrid
7.0
Laura Pleasant (Voz, guitarra); Philip Cope (Voz, guitarra); Carl McGinely (Percusión); Javier Villegas (Percusión) y Corey Barhorst (Bajo).
7
Ritmo y Compás, 200 personas.
Precio: 15 euros / 18 euros (taquilla)
http://feiticeira.org

No se si será percepción mía, pero este año ha bajado más que la cantidad, la calidad de los conciertos que se han producido por estas fechas, respecto del año anterior y casí que este concierto lo tenía marcado en rojo en el calendario, por un lado, porque Kylesa son de mis bandas favoritas y por otro lado, por ver como reaccionaba el público ante el evento. Muy bien de público, pero no tan bien como cabría esperar para una banda que prácticamente marca un tope estilístico y que es difícil que en los mismos parámetros otra banda pueda mover más gente, con el permiso de Baroness, pero no mucha más. Por ese lado, este concierto me deja algo preocupado.

Por el otro, el musical, si en principio me queje por la inclusión como teloneros de Dark Castle en detrimento de algún grupo nacional, como en el caso de Bilbao, con Antigua&Barbuda, viendo los resultados tengo que reconocer que me equivoqué al 100 %. No se me ocurre después de ver a Dark Castle mejores teloneros para levantar el ánimo del público. "Spirited Migration" es un gran álbum, del que gustan además de los temas, las partes ambientales tan logradas. Eso lo logran plasmar en directo, y lo que es más importante, lo superan. Stevie Floyd acojona (es la palabra) con su voz, a pesar de su delgado cuerpo y los temas adquieren más pesadez y consistencia ante el muro de ruido que levantan. Por criticar, que para eso estamos, el repertorio, gusta, pero se hace un tanto lineal, y aunque digan que no, esta banda ganaría mucho con la incorporación de un bajista y que a veces (sólo a veces) tenía la sensación de que la batería de Rob Shaffer iba a su bola. A ver si hay oportunidad de verles otra vez por estos lares, porque mimbres tiene el cesto, pero eso, me gustaría verles con otro formato de banda, porque en un concierto más largo, la propuesta puede hacerse repetitiva.

Con el público bien calentito gracias a Dark Castle, les tocó el turno a los cabezas de la noche. Si Stevie nos dejó a propios y extraños alucinados por su bozarrona, la voz de Laura Pleasant nos dejó alucinados, pero por lo mal que sonaba, sobre todo en las primeras filas tratando de "sobrevivir" entre toda la instrumentación. Detrás dónde la mesa ya cumplía más su función, el desbarajuste de la voz no era tan evidente. Eso sí, el público madrileño fue muy agradecido, en especial, con los temas de los primeros tiempos de Kylesa, montando unas buenas revueltas públicas. A mi, que soy más de los últimos tiempos, me quedaron más grabados temas como "Perception", "Scapegoat", "Said&Done", "Hollow Severed" o el usado para cerrar en un escuetísimo bis de "Where The Horizon Unfolds". La sensación, fue de una banda instrumentalmente muy solvente, donde Laura llevaba toda la parte técnica (por lo que se le puede perdonar algo el fallo en la vocal), pero dónde, sobre todo, lo que más destacaba era la labor de la doble bateria de McGinely y Villegas, logrando crear unos momentos en los que te ponían los pelos como escarpias. Lo malo fue eso, que Laura en la comparación con Stevie perdía por goleada, que el concierto se hizo extraordinariamente corto y la cierta sensación de frialdad que dejaron tras el único bis.

Dark Castle, claramente, se ganaron a la parroquia y con Kylesa el público se lo paso muy bien, pero les faltaron los elementos apuntado para triunfar completamente. Concierto muy entretenido, pero al menos por mi parte, no fue el conciertón que esperaba escuchar.



PUBLICIDAD