/Crónicas///

Crónica: Guadalupe Plata - Madrid (12/02/2011)

12/02/2011, Madrid
8.7
Perico de Dios, Carlos Jimena y Paco Luis Martos
8
La Boca del Lobo, Lleno
Precio: 10 euros

El ejemplo de Guadalupe Plata es el perfecto reflejo de todo eso que se suele contar hoy en día con respecto al crecimiento de los directos en España. Todavía hay gente que dice que la demanda de conciertos no lo ha hecho en consonancia con la oferta, cosa que al menos en Madrid cada vez resulta más un acierto claro.

Guadalupe Plata consiguieron un pleno sold-out en Siroco en las pasadas navidades, aún habiendo tocado hace apenas un mes en el Primavera Club. Han pasado por Moby Dick y por muchas otras salas, pero parece que cada pequeño pasito que dan en la capital les hace generar más público sin importar la frecuencia de paso. Virtudes del boca a boca, de Internet y, sobre todo, de un directo arrebatadoramente pasional. Sólo nos molestó que el concierto fuese en una sala tan incómoda ante el lleno, cómo es La Boca del Lobo, puesto que el sold-out se repitió.

Podríamos a ponernos a hablar de cómo su guitarrista Perico pasea el slide de manera virtuosa mientras balbucea entre ecos las surrealistas letras de "Gatito", "Lorena", "Estoy Roto" o "El Boogie de la muerte". O igual hablar de cómo la sección rítmica formada por la batería de Carlos y los inventos-bajos-guitarras de Paco Luis  sirven de cimientos a las seis cuerdas de puro blues. Pero al final lo que nos conquista, estilos aparte, es ver encima del escenario a tres chicos de Úbeda que han conseguido tirar de un estilo propio, de un talento más que palpable y de un buen trabajo de autogestión.

Tocar mucho no es suficiente, también hay que tocar bien. Guadalupe Plata lo hacen, paseando olor a polvo, a blues, a boogie, a sudor y a desierto. Y repito, son de Jaén.



PUBLICIDAD