/Crónicas///

Crónica: Fuentes, Eric - Madrid (12/11/2014)

12/11/2014, Madrid
7.9
8
Costello Club, 3/4 de sala
Precio: 8 euros
http://feiticeira.org/

Nos hemos pasado media vida hablando de las virtudes musicales de un tío tan carismático como Eric Fuentes, ya fuese en solitario o en aquellos tiempos en que se acercaba a Madrid con The Unfinished Sympathy. Y aquí sigue, haciendo lo mismo con el mismo entusiasmo y la misma cercanía que siempre.
En esta ocasión su concierto sufrió de algo que quizás no imaginaríamos hace unos años, que un telonero como Ulises Lima le puso las cosas muy complicadas.

Porque el trío de Caleiah Records está cada vez más imparable en directo, aunque es cierto que desde esta publicación siempre los hemos querido mucho (a Tote también, porque es muy elegante) sus directos no paran de mejorar. Acaban de grabar su nuevo disco en Talavera y los temas que presentaron parecían dejar claro que la estela Jawbreaker continúa siendo la bandera de su estilo musical, aunque con “The River” y los demás temas de “Waiting for the Summer” fue cuando volvieron a demostrar su valía. Esperemos que saquen el disco pronto, que tenemos ganas de alzar el puño.

Así Eric con su habitual simpatía tuvo que lidiar con un escenario que aún  titubeaba con la actuación del telonero, pero cuando uno tiene las tablas tan hechas es más fácil. Sigue sin tirar de cancionero de The Unfinished Sympathy, como tampoco de aquel “Copper and Gold” totalmente acústico que sacó hace un año. Aquí el repertorio se centró primeramente en los temas de “Eric Fuentes / Barcelona” en su primer tramo ,comenzando con “Despeñaperros” y “Amb l'aigua al coll” como en el disco, pero con el especial acierto en “Future Lovesong” aunque es difícil resumir ante un disco triple. Luego atacando su debut discográfico con El Mal la cosa ganó en potencia, metiéndose a todo el mundo en el bolsillo a golpe de "Hora Punta En Territori Enemic", "Rock and Roll Is A Full Time Job" y “Growl”. El bis vino de la mano de "Little Wild Girl" y "El Pobre Esmolet" dejando por millonésima vez una bonita sonrisa en la boca a sus habituales.

Puede que tengamos a The Unfinished Sympathy algún día de vuelta, pero hay que reconocerle a Eric Fuentes que ha demostrado tener mucho que decir en todo este tiempo. Mucho más que algunos de sus coetáneos que han seguido adelante con sus formaciones.