/Crónicas///

Crónica: Enemigos, Los - Madrid (27/04/2013)

27/04/2013, Madrid
8.8
Josele, Fino, Manolo y Chema
9
La Riviera, Casi lleno
Precio: 25 euros

John Wayne
Brindis
Esta Mañana He Vuelto al Barrio
Paracaídas
Señora
Ná de Ná
Miedo
Por la sombra
An-Tonio
El Fraile y Yo
Quillo, He Vuelto a Nacer
Dentro
Sr. Correcto
Razas de Caín
Me Sobra Carnaval
No Amanece en Bouzas
La Otra Orilla
Boquerón
La Carta Que No...
Las Tornas
No Se Lo Cuentes
Desde el Jergón
Septiembre
Yo, El Rey
La Cuenta Atrás
----
Qué Bién Me Lo Paso
Soy un Ser Humano
Todo A Cien
Complejo
--
Alegría

Por fin la llamada Revuelta Enemiga paraba en Madrid, un año y medio después de aquel regreso en suelo riojano tras diez años desde esa despedida oficial realizada en la propia Riviera de Madrid (si exceptuamos el showcase que dieron en Joy Eslava para presentar la caja recopilatoria que dieron a luz el año pasado). Visita tardía pues a su propio bastión que quizás dejó en algo más frío que de costumbre lo que debería haber sido la típica comunión entre Los Enemigos y sus siempre fieles seguidores, pero que aún así volvió a poner en entredicho que están en una forma espléndida sobre las tablas, con especial mención a un Josele que anda mucho mejor de voz que en los conciertos de 2002.

Entre las pegas que poner fue un setlist algo repetitivo, ya que la mayoría de los que acudimos a La Riviera ya habíamos asistido a alguno de los conciertos que el cuarteto de Malasaña había parido durante esta gira de reunión en festivales y conciertos en solitario. El repertorio algo enconsertado y al margen de sorpresa con otros conciertos, al margen de una "Boquerón" que no habían interpretado antes y de "Razas de Caín" y "Las Tornas" como partes menos habituales, pero que permaneció inamovible en su totalidad tanto el viernes como el sábado. Por eso quizás es inevitable pensar que Los Enemigos pueden dar algo más, un plus de magia a la hora de recuperar un par de temas especiales para cada velada madrileña, o simplemente alguna que otra colaboración. Pero no fue así, aunque a decir verdad las pegas son simplemente anécdotas de una actuación mayúscula.

¿Qué vamos a decir de la que es sin duda una de las mejores bandas que haya salido nunca de las fronteras ibéricas? ¿Y de ese público fiel que coreó desde la dupla inicial que conforman "John Wayne" y "Brindis" hasta ese cierre incontestable de set con "Septiembre", "Desde el Jergón" y "La Cuenta Atrás"? ¿Y de ese Josele Santiago que capitaneaba un cuarteto que iba encadenando, dejando apenas charlas para momentos clave especiales como "La Carta Que No...", una treintena de sus mejores temas? Pues es difícil a estas alturas, aunque esperemos que ahora que ya se han decidido a dar a luz un nuevo disco mantengan esa magia que pudimos ver en el propio Josele encadenando "Soy un Ser Humano" con "Todo A Cien", ese Fino que tuvo un inesperado protagonismo  cantando dos canciones (la habitual y emotiva "No Se Lo Cuentes" y una poco habitual "Razas de Caín"), un Manolo siempre en su sitio y esa impecable técnica de la que hace gala Chema a las baquetas.

El cierre de concierto, tras dos horas de show, fue muy bien elegido en su primer bloque con toda una declaración de intenciones sin respiro formada por "Qué Bién Me Lo Paso", "Soy un Ser Humano" y "Todo A Cien" todo de carrerilla, para acabar con esa coreografía final inamovible de "Complejo". Luego vino "Alegría", que por su significado de celebración con dobles intenciones encajaba pero no por un cierre verdaderamente épico. Se nos ocurren muchas canciones que se quedaron en el tintero que habrían sido buenos fichajes (sobre todo tratándose de una doble velada en la que poder variar el repertorio), pero sin duda que "Florinda", "Paquito", "¿Por Qué Yo?""Zumo de Kiwi" o "Nadie Me Quiere" habrían magnificado la sensación del fin de semana "enemigo".

Para la próxima ocasión que nos topemos con estos cuatro genios del rock probablemente nos acordaremos de muchos temas que se quedaron en el tintero, por aquello de que van a presentar disco. Pero las ganas que todos tenemos de ver como crean y luego defienden encima de las tablas el que será su primer álbum desde 1999 ("Nada") y con un estado de forma buenísimo nos pone contentos.