/Crónicas///

Crónica: The Destroyed Room - Madrid (29/12/2012)

29/12/2012, Madrid
7.7
8
Siroco, 3/4
Precio: 6 euros

 

La despedida para este año de presagios apocalípticos que termina mañana iba a estar protagonizada por los conciertos que prepararon la gente de Rock Addiction Shop en la sala Siroco. Con tres actuaciones en total, la noche prometía como poco pluralidad musical, y es que pasaríamos del metalcore edulcorado de In Years To Come, hasta el emo rock 90´s de The Destroyed Room, pasando por el punk rock escuela Gainesville de Fragile Things.

Serían los jóvenes músicos de In Years To Come quienes darían el pistoletazo de salida a la velada, y si bien derrocharon ganas, energía y sonrisas, lo cierto es que no sacaron todo el rendimiento sonoro que te ofrece una sala como Siroco. Quizás la falta de experiencia fue un grado para estos cuatro chicos, que defendieron, eso sí, con muchísima entrega su propuesta de hardcore, a ratos endurecido, y a ratos ultramelódico, y en el que había sitio por igual para estribillos pop, como para los breakdowns tan solicitados dentro del estilo.

Tras ellos Fragile Things demostraron que aquella sala podía sonar como todos sabemos que puede hacerlo, y con su punk rock de voz rasgada entregaron media hora de buenas y sentidas piezas donde tenían cabida desde Against Me! a Social Distortion, pasando por influencias más propias del hardcore melódico de toda la vida. La entrada y estreno de un nuevo bajista en el  trío provocó algún momento deslavazado, pero el buen rollo mostrado en cada momento, y unas más que correctas composiciones taparon cualquier problema que les pudiese surgir. Habrá que seguirles la pista de aquí en adelante.

Por último el plato fuerte de la fiesta Rock Addiction Shop nos llegaba desde Barcelona con una de las bandas emergentes más interesantes dentro de la escena punk rock. El sonido de The Destroyed Room bebe tanto del folk propio de artistas ligados al hardcore, como del emo de finales de los 90´en la estela de por ejemplo unos The Get Up Kids. Esa mezcla, que en directo coge el cuerpo y la fuerza del punk rock, es la principal virtud de una banda que ha crecido enormemente en su forma de componer con su notable último disco “The Magic Indian Scene”, y que logró traernos las piezas de éste con un sonido que rozó la perfección durante toda la actuación. Y es que Sergi clava la voz tal cual está el Lp, el trabajo rítmico acompaña con un Crespo a la batería dándolo todo con un estilo muy visual a la par que eficiente, y completa el cuarteto un Víctor al que como guitarra principal no se le deja de ver disfrutar ni un solo segundo. Repasaron algunas piezas de sus Ep´s, pero se centraron sobre todo en su último disco, y de esta forma el chute de adrenalina que es “This Fleeting March” (ya quisieran los The Get Up Kids actuales haber compuesto algo así en su regreso discográfico del año pasado…), la tierna “La Llorona”, o el temazo indiscutible que supone “San Geronimo In The Morning”, son algunos de los mejores ejemplos de lo bien llevado al directo que estuvo “The Magic Indian Scene” en la noche de ayer. Un épico final alargado entre bromas, risas, y pedales de distorsión cerró una actuación que nos confirmó a The Destroyed Room como una de las bandas estatales revelación del año 2012.