/Crónicas///

Crónica: Caspian - Madrid (07/10/2008)

07/10/2008, Madrid
7.5
Cal, Chris, Erin, Joe, Philip
8
Ritmo & Compás, 2/3
Precio: 10 €

Me desplazo un martes a la recoleta Ritmo y Compás, con todo el riesgo que eso entraña para un habitante del sur de Madrid, de vértelas más que negras para volver a casa, pero bueno, esta vez el concierto no fue con excesivo retraso y se pudo regresar sin excesivas complicaciones aunque bastante tarde (las 2:00). Esto no es ya por contar mi vida, sino para concienciar un poco a los promotores, de que en los bolos entre semana hay que tratar de seguir a rajatabla los horarios. De ello depende que muchos madrileños que no vivimos en Madrid capital, decidamos si ir o no ir a determinados conciertos.

Dicho lo cual, por fin, me pude sacar la espinita de ver a los Toundra en directo. No fue a la tercera la vencida, sino a la cuarta. La espera mereció la pena, con un directo poderoso, para mi, el mejor de la noche, sobre todo porque su música con algún apunte metálico, es la que más me llega, pero para mas INRI, sólo ejecutaron cuatro temas para un concierto de veinte minutos de duración. Yo creo que en condiciones normales, deberían haber salido detrás de Sönnov, pero parece ser que el nuevo batería, de momento, sólo ha podido aprenderse cuatro temas. En cualquier caso no pasa nada. Tengo pérdida la cuenta de cuantas veces voy a verles hasta final de año. La siguiente el próximo jueves con Adrift y Gone With The Pain.

A Sönnov fuí prácticamente sin oírles, salvo algún tema suelto, a través de Myspace. Me sorprendió positivamente su directo, con unos desarrollos de canción largos con cambios inesperados. Como única queja, que la batería no me parecía que estuviera bien ecualizada. Destacaba demasiado. Como sólo eran 5 euretes, me compre el disco en el concierto. La verdad es que no me ha llamado especialmente la atención. Pero es curioso como determinado tipo de música, este es el caso, merece infinitamente más la pena vivirla en directo.

Los americanos Caspian, fueron los que mejor se desenvolvieron en el escenario. Puede decirse de su directo lo mismo que de sus discos. Son canciones muy bien construidas, pero a las que les falta algo para romper definitivamente y ser mucho más recordables. Ellos lo hicieron muy bien (curioso el dato que me apuntó una amiga de como afinaban los instrumentos antes de cada canción) y en determinados temas me llegaron a convencer plenamente, pero el conjunto, les falta un puntillo. A parte de esas canciones puntuales, el efecto "recuerdo" que se les echa en falta, si lo lograron con el final del concierto, presentando tema nuevo. Quejas del público porque hubiera el desgraciado clásico "ronroneo" madrileño en la parte introductoria de la canción, pero el final con la sección de cuerdas acompañando al batería a la percusión en plan Mayumaná, de sobresaliente. Hasta tres percusionistas más improvisados poblaron el escenario. Por su lado, anunciaron disco nuevo para la próxima visita y también próxima visita a España por esas fechas.

Felicitar a la organización, por el precio (10 euros), la buena entrada (dos tercios) y por respetar más o menos los horarios y a los grupos por darnos una noche tan agradable. Lo dicho a Toundra se los verá unas cuantas veces este año y a Caspian, si nada me lo impide, nuevamente, en la primavera. A ver si con el nuevo disco logran ese puntillo que les falta.