/Crónicas///

Crónica: Bilbao BBK Live - Bilbao (11/07/2015)

http://feiticeira.org/

De nuevo, las actividades de la ciudad nos llevarían a madrugar para ver a Los Punsetes primero tocando en Jardines de Albia. Con Ariadna con un vestido de vivos colores y en plan estatua como ya es habitual, comenzaron a tocar un repertorio de pop y rock indie que, a lo tonto, ya tiene virtudes suficientes como para dejarse fuera hits como "Los Tecnócratas", "Fondo de Armario" o incluso "Pinta de Tarao". Pero lo que entra no se queda atrás, temas nuevos como "Nit del Albà", "Museo de Historia Natural" o por supuesto "Opinión de Mierda" nos animaron el mediodía y nos sacaron una sonrisa, como las que se le escapaban a la propia Ariadna a veces, incapaz de mantener la expresión indiferente. Después Nudozurdo demostraron que la faceta más electropop de su último disco queda matizada en un directo que sigue jugando entre la depresión y la electricidad. Quizá no la propuesta más animada para el momento y lugar, pero un concierto sin pegas.

Sin decaer en la apuesta por lo de más cerca, había que hacer el esfuerzo por subir a Señores a primera hora. No porque sean de aquí, sino porque honestamente eran de las propuestas más sobre seguro del día. Ante ni mucho ni poco público interpretaron ese rock indie con melodías, rabia y ritmos tensionados, encantados de estar ahí abriendo una puerta más en un camino en el que no parecen parar de ascender. El cuerpo nos pedía más electricidad y vaya si nos lo dieron Vintage Trouble. Armados con el mejor arrojo rock y las explosiones soul a cargo de un frontman que levantó al público de forma bárbara, los de Los Angeles tuvieron a todos dando palmas literalmente desde antes de comenzar a tocar. O sea, mientras sonaba una intro. Después fue todo comunión digna del cabeza de cartel más puesto y estamos hablando de las 18:00 de la tarde. Ver para creer, como el citado frontman nadando sobre el público. Las buenas vibraciones, con un punto algo más 'multiculti', continuaron con los australianos The Cat Empire, con su muy soleada mezcla de rock, funk y ska.

Un clima que nos arruinaron los irlandeses Kodaline, otro de esos grupos de indie-rock genérico para británicos. Como la parte más aburrida de unos Mumford & Sons en bucle. Por suerte estaban Neuman en el escenario Red Bull dando una réplica de rock alternativo con melodías pop y guitarrazos y no en vano consiguieron llenar el escenario. Ojala hubieran tenido la misma suerte la pareja sevillana I Am Dive, que ante un panorama de público bastante desolador se presentaron con buen humor como Of Monsters and Men -"Yo soy Monsters y él es Men"- a crear atmósferas a base de capas y capas de reverb y ritmos electrónicos crujientes.

Y es que en el Bilbao BBK Live 2015 la gente estaba esperando ya a Muse. Lo fácil y académico es decir que Muse en 2015 no valen un duro, pero muy al contrario, el trío ofreció un concierto sólido en todos los aspectos con sonido perfecto y unas interpretaciones a la altura. El setlist, con la debida cuota de temas nuevos que no hacen sino restar, tampoco estuvo tan mal e incluso nos sorprendió con la inclusión, quizá improvisada (a petición de alguien en las primeras filas) de uno de sus mejores temas, "Citizen Erased". Pero para ser justos, cualquier tema de su reciente nuevo disco, como la ramplona "Psycho" que abrió el recital, fue recogida con diez veces más calor que los 7 minutos del citado space-rock procedente de un "Origin of Symmetry" del que también salió a relucir "Plug-In Baby", ésta ya más coreada. Así que la barrera entre el fan de Muse de hoy y el fan de Muse de los 2000 queda clara. Nada que objetar a uno de los conciertos como cabezas de cartel más dignos de la historia del festival, riffs y guiños varios de Bellamy incluidos (desde AC/DC a improvisaciones flamencas), confeti, serpentinas y balones gigantes. Si algo hay seguro es que no defraudaron a nadie que acudió al festival por verles a ellos.

A continuación SBTRKT, el productor tras la máscara africana, desplegaba una fiesta rítmica en formato banda, con un equilibrio envidiable entre electrónica y pop, ambiente de club y negruras. Mientras, Delorean hacían acopio de toda su carrera para un recital sin apenas fisuras, donde cayeron temas de "Subiza", "Apar" e incluso más "Ayrton Senna" de lo esperado. Trajano! en el bosque ejercía su post-punk de voz engolada antes de que The Parrots ofrecieran un espectáculo que menos calidad musical tuvo de todo: invasión de escenario, músicos flotando entre el público, músicos cantando con los micros apagados, músicos siendo placados por gente de seguridad al tomarlos por espontáneos, músicos pidiendo a los técnicos que les encendieran los micros... en fin, divertido pero no por las canciones precisamente.

Así finalizábamos un Bilbao BBK Live 2015 en el que se mejoraron muchas cosas. La sensación de agobio fue mucho menos acuciante, los autobuses fluyeron como nunca, la oferta gastronómica aumentó, etc. Como punto negro, la moda (en el Azkena Rock Festival ya sucedió) de eliminar este año los muy prácticos y ágiles baños de pie para chicos, obligando a hacer colas en los mismos que usan ellas, con la consiguiente incomodidad para unos y otros. Por lo demás volvemos a resaltar que, pese a que la deriva musical del festival hacia lo guiri y los fenómenos youtube no nos convence, repetiremos. Pero eso sí, dejando claro que son a menudo las bandas nacionales, gracias al patrocinio de marcas como Red Bull y Jagermeister, las que salvan la papeleta de la calidad musical.

 

JUEVES: Disclosure, Future Islands, Nueva Vulcano, Black Rebel Motorcycle Club...

VIERNES: The Jesus & Mary Chain, Alt-J, Ben Harper...

 

FOTOS Vintage Trouble y I Am Dive: RhythmAndPhotos