/Reseñas///

Reseña: De La Soul - The Grind Date

http://feiticeira.org/drupal
The Grind Date
7
7.5



Sanctuary [2004]
Productor: Posdnuos, Supa Dave West, J Dilla, Madlib, 9th Wonder,
Banda: Pos, Dave, Mase

De La Soul son a día de hoy una de las bandas más importantes del hip-hop y tal vez la más respetada por encima de géneros musicales. Pos, Dave y Mase empezaron en 1989 con el vital "3 Feet And Rising", que sin duda creo escuela en el incipiente estilo. A partir de ahí viene una estela de discos si no tan notables, cada vez más maduros y en todo caso interesantes. Como es el caso de este "The Grind Date", un nuevo peldaño que dieron esta vez fuera de Tommy Boy y en los brazos del sello británico Sanctuary.

La banda sigue empeñada en buscarle el alma a la música por encima de la exhibición o el impacto directo. Por ello no es de extrañar el predominio de bases sin demasiados cambios y en muchas ocasiones imbuida de música negra, soul y funky. Un toque añejo que sin embargo no impide la puesta al día. Una actualización a los nuevos tiempos que el trío ha querido hacer con la ayuda de algunos de los artistas y productores más inquietos del underground.

Algunos nombres en los créditos son ya habituales en el entorno de la banda como JayDee, Dave West y Madlib, algunos de los productores que aparecen en el disco. Las colaboraciones en el apartado vocal corren a cargo de Yummy, Carl Thomas, Flavor Flav, MF Doom, Ghostface o Sean Paul, que es un poco caso aparte. Con esta retahíla de nombres que aportan si cabe más prestigio al disco no es de extrañar que los resultados sean de nivel.

Las letras evitan la frivolidad de los MCs comerciales y las poses chulescas porque sí. Prefieren hablar de la vida cotidiana, algo que si no da discos de platino al instante y presencia ininterrumpida en la MTV, si les ha permitido ser a día de hoy considerados artistas de la élite del hip-hop que han allanado el camino a estrellas actuales como Outkast. La lírica del disco tampoco oculta cierto resquemor hacia su anterior sello.

El comienzo es vertiginoso, en especial el primer y tercer corte en los cuales notamos esa perfecta conjunción entre hip-hop incisivo y loops que nos retrotraen al pasado. Las voces femeninas en los samples hacen mucho, un recurso que da color y que también se usa con acierto en "He Comes" o "No", por citar un par. Incluso la banda flirtea con el rythm n blues en "It´s Like That". Y es que el disco suena fresco que no bromista como parece ser el recurso de otros raperos para vender.

Devaneos corales, sabor auténticamente black, ganas de ir contracorriente, grandes invitados, letras contundentes, innovación manteniendo la integridad old-school... son algunos de los puntos fuertes de este regreso de De La Soul. A nivel personal valoro la ausencia de interludios "chistosos" o teatreros entre canción y canción... los llamados "skits", recurso que ellos comenzaron a utilizar y raperos como Eminem han convertido en pura mofa. Total para que usar esos trucos si puedes tener a Spike Lee haciéndote un speech en "Church".

Sólo para la edición europea se incluye "Shoomp", un tema en el que colabora el tedioso Sean Paul y que obviamente explota ese lado que mezcla el hip-hop con el seudo-reggae. El gran punto negro del disco (sin segundas) que aún así es soportable. Aún con todo hay que reconocer que De La Soul siguen en una forma envidiable y la creatividad sigue fluyendo de sus cabezas tantos años después.