/Reseñas///

Reseña: Skinny Puppy - The Greater Wrong Of The Right

http://feiticeira.org/drupal
The Greater Wrong Of The Right
8
8.5



SPV [2004]
Productor: cEvin Key, Mark Walk
Banda: Nivek Ogre, cEvin Key
El concepto de The Greater Wrong Of the Right está basado como bien relata Nivek Ogre en la vida y el mundo que nos ha tocado vivir: “Hay suficientes cosas que han pasado ahora, que (el título) podría verse como una cita anti-derecho. No es sobre ser anti-derecho, como mucho es un comentario sobre el sistema en sí mismo. El "Derecho" en este caso, son la gente que tienen el control, que piensan que ellos son correctos, que tienen una agenda y están moviendo la historia, con base a algo que, su núcleo, está muy equivocado. No es una cosa política - es sobre la vida”. Y por supuesto, Greater Wrong Of the Right es el camino de vuelta casa. Un nuevo principio para Skinny Puppy.

Han pasado casi diez años desde la muerte de Dwayne Goettel y cinco desde la sorprendente actuación de Doomsday donde quedo patente la intención de continuar adelante con la carrera de Skinny Puppy. En ese momento la magia volvió a surgir pero tanto cEvin como Ogre continuaron con sus proyectos en solitario y tuvieron algunas que otras colaboraciones aisladas hasta que en pleno 2003 nos impactaron con la noticia que todo el mundo deseaba: la grabación de un nuevo álbum. Primero vendría el intrigante tema de la banda sonora de Underworld, "Optimissed", que muchos coincidieron en señalar que no sonaba a Skinny Puppy. Poco tiempo más tarde comenzarían a trascender detalles sobre la grabación del álbum como los nombres de viejos y nuevos colaboradores. Probablemente el más predecible, tal como ocurrió, fue la inclusión de Mark Walk a las riendas de producción junto al propio cEvin Key. Lo que no nos esperamos fue la avalancha de grandes nombres que se apuntaron a terminar esta grabación en Los Angeles. Ahí están los Danny Carey (Tool), Wayne Static (Static X), Statik (Collide), Omar Torres, Otto Von Schirach, Pat Sprawl y el viejo Ken Hiwatt Marshall que contribuyó a enriquecer este notable pero polémico disco.

Sí, polémico. TGWOTR tiene visos a convertirse en uno de los discos más discutidos de la temporada dada la gran diferencia de opiniones entre los seguidores de la banda. Siempre ocurre lo mismo cuando un grupo alcanza el estatus de leyenda y tras un largo tiempo se decide a volver. En algunos pocos casos esta vuelta amplía su leyenda pero por norma la mayoría de estas vueltas suelen mirarse con lupa y los fallos se magnifican.

Lo que parece claro (aunque Ogre reivindique una vuelta a los orígenes) es que la influencia de los proyectos de Ogre (en especial su ohGr ) y cEvin han tenido mucho que ver en la reinvención del sonido de los Puppy, sumándose otras influencias musicales que van desde Massive Attack o Boards Of Canada, grupos que parecen ser muy escuchados por el mismo Ogre. Todo esto ha sido decisivo a la hora de hacer un álbum muy moderno y vanguardista. Pocas repeticiones de estructuras o clichés de la banda nos encontramos aquí. El aspecto positivo es la dinámica de experimentación y huida hacia adelante de la banda, si han vuelto es para ofrecer nueva música. La parte negativa es que muchos fans no reconocerán a los Skinny Puppy clásicos, pudiendo llegar a confundir este trabajo con el nuevo disco de una nueva banda. O sea, que una parte de la personalidad de la banda ha perdido fuerza aunque la música siga teniendo energía y dinamismo. Quizás la parte más difusa del disco es la segunda mitad del álbum.
Las caóticas estructuras vocales de un rejuvenecido Ogre que utiliza deformaciones menos estridentes y experimenta con tonos más orgánicos, sampleados a alta velocidad, ralentizaciones o incluso rapeados, confundirán un tanto al fan de Skinny Puppy que no haya escuchado ohGr. Por eso, hasta cierto punto, TGWOTR se convierte en un disco sorprendente, quizás demasiado. También es cierto que el inicio del álbum es muy prometedor con temas como I'mmortal con su tétrica atmósfera y su fantástica guitarra modulada a semejanza de una sierra eléctrica (incluso puede recordar a temas de The Golden Age Of Grotesque de Marilyn Manson) o Pro-Test, quizás el mejor tema del disco, donde vuelven las guitarras poderosas y Ogre destapa su lado más juguetón y rapero. Otros temas como EmpTe o Use Less (Imponentes baterías de Danny Carey) se revelan como de lo mejorcito del disco, pero son menos efectivos que los temas citados. El resto del disco se adentra en terrenos más pantanosos aunque interesantes (curioso experimento el de Past Present) o intentan recuperar lados más crudos de SP (Ghostman, dOwnsizer) pero no llegan al nivel de anteriores clásicos. El final de Goneja y DaddyuWarbash, es casi un contrapunto al magnifico inicio del álbum.

No sé si el mejor piropo que se le puede hacer a TGWOTR es que es uno de los discos más fáciles de escuchar de Skinny Puppy (aunque requiera bastantes escuchas para comenzar a entenderlo). De todas formas este retorno da buenas perspectivas de futuro a la música de Skinny Puppy, aunque probablemente lo que más nos interese a algunos sea la gira con Ministry, Tweaker o cualquiera que se ponga por medio. Lo verdaderamente importante es que Skinny Puppy vuelven.









   


PUBLICIDAD