/Reseñas///

Reseña: One Day As A Lion - One Day As A Lion

http://feiticeira.org/drupal
One Day As A Lion
7
7.5



Anti [2008]
Productor: Zack de La Rocha, Jon Theodore
Banda: Zack de La Rocha, Jon Theodore
Llámadme suspicaz, pero que en plena gira veraniega de los RATM, Zack de La Rocha edite material después de pasarse unos buenos años tocándose los rizos, es cuanto menos indicativo de que su cabeza no está demasiado centrada en su banda madre. Este es el extraño sentimiento que provoca la salida de One Day As A Lion, un inesperado EP junto a Jon Theodore, brillante ex-batería de The Mars Volta.

Lo primero que hay que resaltar es que aquí no hay guitarras. ¿Es esto significativo? Pues tal vez no tanto, cuando los teclados están llenos de saturación, funcionando incluso con una carga de rabia y gravedad por encima de la mayoría de los habituales riffs de guitarra del rock actual. Y es que el disco no iba a ser una juerga, porque si Zack ha cambiado aquí radicalmente en aquello de no utilizar electrónica, sus versos siguen siendo tan políticos como siempre y estos años de exilio musical no es que le hayan traído muchas esperanzas en la humanidad.

Si bien no cabe esperarse nada como una amalgama entre las bandas de ambas figuras, si que podemos decir que el sonido crossover arrastrado por De La Rocha (que tampoco se esfuerza por cambiar de registro) se funde con la distorsión psicodélica, haciendo chocar hip-hop con sugerentes e infectas líneas melódicas. En este sentido "Ocean View" o "Last Letter" son las más visionarias de lo que el tandem puede ofrecer, con un De La Rocha forzando su garganta a la melodía entre la herencia de Perry Farrel y el reggae, entre la urgencia de Rage Against The Machine y los colchones de distorsión de unos Helmet.
Y es que parece improbable que De La Rocha haya encontrado inspiración frente a un mero músico, cuando no pudo conseguirlo con otros de la talla de DJ Shadow o Trent Reznor. Esto hace pensar que el peso de Theodore ha ido más allá del simple aporrear platillos y bombos. En todo caso resulta obvio al escuchar temas como "Wild International" o la muy "Evil Empire" "If You Fear Dying" que podrían haber formado parte de un hipotético nuevo disco de RATM sin problemas.

One Day As A Lion es un proyecto acertado en su formato de 20 minutos. De superar la barrera de los 30 la sensación de aburrimiento hubiera comenzado a hacer mella, dada la cierta monotonía imperante en los 5 temas. Por ello, si tiene continuidad deberán plantearse variar su paleta de colores, por el momento nos parece un proyecto como mínimo interesante, máxime con lo poco de moda que está ahora mismo un cruce de géneros en el que tan sólo Saul Williams parece aguantar con dignidad.