/Reseñas///

Reseña: NOmeansno - All Roads Lead to Ausfahrt

http://feiticeira.org/drupal
All Roads Lead to Ausfahrt
9
9.6



Southern Records [2006]
Productor: NOmeansno
Banda: Tom Holliston, Rob Wright y John Wright (Robyn Carrigan )
Difícil poder explicar por escrito las cualidades de una banda tan peculiar y tan poco al uso como NOmeansno. En este 2006 vuelven para presentarnos un nuevo álbum que nos ha puesto de manifiesto el excelente estado de forma que poseen. Y es que como dice el refrán: Más sabe el diablo por viejo que por sabio.

Con un hermano Wright al bajo y voces, el otro a la batería y Tom Holliston a la guitarra, la banda nos brinda un espectacular álbum repleto de punk y de hardcore a la par que de folk, country y mucha melodía de las de quedarse bien adentro. Todo ello aderezado con un peculiar sentido del humor y escatología, repleto de geniales metáforas. Estamos ante una de las mejores obras de la banda canadiense, y no será por que acaban de empezar, ya que llevan la friolera de 26 años como banda.

La inicial "Wake Up" nos muestra a los NOmeansno más gamberros, duros y rápidos con un magnífico John a la batería (constante en todo el disco). Las dudas van quedado despejadas cuando ya "In Her Eyes", el segundo corte, aparece como por arte magia contagiándonos su ritmo rockandrollero y con aires del mejor Jello Biafra. No hay marcha atrás.

Este "All Roads Lead To Ausfahrt" como decimos tiene de todo, pero hay que destacarle que una banda tan bizarra y freakie haya conseguido terminar un disco tan compacto y hasta repletos de posibles hits (si les diera a ellos mismo la gana de que lo fueran, claro). Así temas como la muy The Cramps "Mr In Between" pasan en un momento y no hay mas que ganas de volverlos a oír. También entre esos temas están la divertida "So Low" que bien podría ser un tema de Devo o las tremendas letras de la folkie "Mondo Nihilissimo 2000" o de la memorable "Till I Die" (como ellos mismos dicen: "I'm going to sit on my own till I die"), todas ellas contando con la inestimable colaboración a los coros de Robyn Carrigan.
Además de estos temas de lo más divertidos, tenemos un par de temas más complejos y con un rock and roll sucio, a veces cercano al stoner y otras a The Melvins o Butthole Surfers, en las cuales una vez más nos rendimos obligatoriamente a los pies de John y su batería. Esos dos temas son "I See A Mansion In The Sky", con un interesantísimo cambio de ritmo a la mitad, y la también interesante letra sobre religión de "Heaven Is The Dust Beneath My Shoes", una progresiva historia que a pesar de la duración engancha y mucho.

La vena más punk les sale en otros buenos temas, menos memorables, pero que cumplen la función a la perfección de canción de rock enrevesado y bizarro. Así en "The Hawk Killed The Punk" oímos ecos de sus colegas Dead Kennedys y en "Ashes" tenemos de nuevo voces algo más rabiosas. Además otros temas algo más lentos como "Faith", o otros de nuevo más cercanos al folk-rock-punk como "I'm Dreaming And I Can't Wake Up" o "Slugs Are Burning" y sus tremendos estribillos.

En definitiva, el disco lo tiene todo: canciones memorables, estribillos, canciones complejas, punk, letras marca de la casa... Pero sobre todo su mayor virtud pasa por un disco que no flaquea en ningún momento y que no tiene un solo momento que aburra o simplemente baje el nivel demasiado. Como dice el ultimo corte (oculto), "el futuro es el pasado que aún no ha pasado" y parece que estos "pasados" tienen mucho que decir aún en el futuro. Sin duda, de lo mejorcito del año.