/Reseñas///

Reseña: Monkey Hole - Termites Don't Respect The Temple Of God

http://feiticeira.org/drupal
Termites Don't Respect The Temple Of God
5
5.8



Kaiowas [2007]
Productor: Roger García
Banda: Paco Mut, Mario Fuentes, Carlos Jiménez y David Hernandez.
Que una banda valenciana se fije en Mr. Bungle o en los devaneos locos de Faith No More y (sorprendente, en mucha menor medida) de System Of A Down es de destacar, ya que pocas poquísimas bandas nacionales parece que se atreven con registros similares. Así que lo de que Monkey Hole suenan muy parecido a Dog Fashion Disco, ya ni lo mencionamos.

Desde luego, tampoco es fácil sonar a bandas como las anteriormente mencionadas. Los Patton y Tankian dejarían en mal lugar vocalmente a casi cualquiera y Monkey Hole no son excepción. A la hora de dar gritos aún bien, pero en los momentos algo más cantados no sólo no queda a la altura de esas comparaciones si no que ni siquiera queda a la altura del resto de la banda.
Igual pasa con el sonido del disco, que quizás no le haga demasiada justicia, pero es un gran detonante de que el disco nos suene el noventa por ciento de las veces exactamente igual. A decir verdad, exceptuando los cambios de ritmo y de palo, como en "Cosmic Blood" (grande el momento acordeón) o en la divertidísima "Beyond Cannibal Tribes Of Underground" (demuestra que lo que hacen perfectamente haciendo las cosas mas calmadas lo terminan tirando por tierra a base de gritos fuera de sitio). El resto del disco, nos cuesta asimilar y simplemente escuchar ya que temas aburridos como "Governmental Formal Torture", "When He Moves His Lips Termites Revive" o "Staves In Your Children Eyes" nos lo ponen muy difícil. Digamos que con un estilo así, tienen que intentar trabajar más cada momento o la cosa queda demasiado plana.

Sobre el papel, la idea era fenomenal, pero el debut les ha dejado un disco monótono tirando a aburrido, pero si que vemos cosas dentro de las canciones que bien podía servirles de mucho mas. Además, la mezcla de estilos les ha quedado un poco forzada cosa que seguramente mejorará con las entregas. Sólo por el buen gusto en las influencias, se merecen una segunda oportunidad.





   


PUBLICIDAD