/Reseñas///

Reseña: MIDI PURO - Sentimiento Morrón

midipuro
Sentimiento Morrón
7
7.0



Lunar Discos [2016]
Productor: Fernando Zambruno, MIDI PURO
Banda: Armando Rueda, Ventura Gómez, Fernando Zambruno, David García
Notas: debut de la banda sevillana

Midi Puro no son unos principiantes. Se trata de cuatro corredores de fondo de la escena sevillana que han militado en bandas como Maga, Zico o Lobison y que incluso fueron arropados en sus inicios por el mismísimo Antonio Luque. Ahora, tras varios años tocando en directo, su esfuerzo conjunto finalmente ha cristalizado en este "Sentimiento Morrón".

A lo largo de diez canciones nos encontramos con un sonido feísta, compacto y definido que se muestra arisco de primeras y de segundas y en el que hay que indagar varias veces para pillarle el 'tranquillo'. Se descubren así como directos herederos del indie nacional más huraño de los noventa, con gusto por tonalidades propias del post-punk, voz incómoda y en general poca complacencia con el oyente.

Así, no extraña que "Sentimiento Morrón" funcione sobre todo en sus momentos más oscuros. La pátina de Chinarro es palpable, y sus trabajos de los 90 están patentes en temas como "Oro en vino", fácilmente lo mejor del disco. También son los primeros The Cure una pieza clave, como en "Las brujas se peinan" o en la inicial "Hora 25", que destilan horas y horas de escucha de "Boys Don't Cry" y "Seventeen Seconds". Sin embargo, se muestran algo ramplones a la hora de acelerar el ritmo o mostrarse más dinámicos en canciones como "Sexo tántrico" o "Dubi Dubi".

Los textos en su mayoría se muestran más efectivos que ingeniosos; cayendo a veces en lo manido ('bajo los adoquinas la playa' en la propia "Adoquines") cuando no en el pleno ridículo (el caso de soy "Soy una mamona"). Aún así, se muestran en general acertados a la hora de unir costumbrismo y tremendismo que case con los tenso y oscuro de su sonido.

A pesar de ciertos titubeos, no se puede negar que el cuarteto ha sido capaz de conseguir cierto sonido propio, sobre todo debido a la peculiar voz de su cantante y a que controlan los parámetros del post-punk y el indie más clásicos, tanto nacional como internacional. Básicamente, si fuiste a alguno de los primeros FIBs este puede ser tu disco del mes.