/Reseñas///

Reseña: Mastodon - Once More 'Round the Sun

Mastodon - Once More 'Round the Sun
Once More 'Round the Sun
7
7.6



Reprise / Warner Bros [2014]
Productor: Nick Raskulinecz
Banda: Brent Hinds, Troy Sanders, Bill Kelliher, Bränn Dailor (Scott Kelly, The Coathangers)

Mastodon pincharon en hueso con "The Hunter", disco que sin merecer grandes reproches cortaba una carrera ejemplar en el metal moderno, conjugando calidad y gancho popular. Parecían llamados a ser la próxima gran banda de heavy metal pero, ¿sería posible avanzar contentando a todos? Evidentemente no lo fue. Ahora, su continuación mejora en algunos aspectos con un acabado más cohesionado y algunas novedades sin renunciar a su sello de calidad.

En el camino hacia la normalidad, la banda busca más las melodías y el impacto directo. Esto supone que las baterías de Dailor se siguen estandarizando y de paso que Brent Hinds pierde peso vocal. Pero la oscuridad y el tono amenazante se mantiene, incluso su metal psicodelico coge raíces del pasado para sonar más misterioso a veces. Así, es difícil que aficionados a su sonido se quieran descolgar con la apertura profunda y aguardentosa de "Tread Lightly", donde permanecen los Mastodon de compases raros, buscando el equilibrio entre caos, estribillos y algún que otro prodigioso solo quizá más propio de sus colegas Baroness. Curiosas similitudes encontramos con bandas a las que ellos han dado paso, como el riff de "High Road" que recuerda a Red Fang. En el estribillo de esta última ya se deja ver este acercamiento al arena rock, un tanto torpe aquí.

Pero es "The Motherload" el gran hit que pone de relieve la mirada descarada a la edad dorada del heavy metal. Y es que aquí no nos imaginamos a cuatro tíos hipertatuados y barbudos sino más bien a cuatro sílfides con hidratadas melenas y a un cantante inclinándose con el micrófono. Nada más lejos de la realidad, ya que es Brann Dailor (batería) el responsable de estos melódicos tan cristalinos. Un tema que perturba por ese burbujeante efecto vocal en el puente y que rezuma 80s con lo bueno y lo malo. Algo mejor resultado encontramos en "Ember City", con similar estribillo azucarado entre endiablados riffs retro.

Entre las novedades más refrescantes destacamos "Halloween", con un clima muy sugerente; gran estribillo de voz limpia, efecto psicodélico que se sale de la pauta tanto en guitarra como percusión, una absoluta ganadora. También "Asleep in the Deep", una incursión en los medios tiempos de corte grunge, con inevitables aires de Soundgarden en el mantra del estribillo. Aunque quizá se les ha ido de la mano en extensión para lo que ofrece, nos hará recordar los mejores momentos de "Crack the Skye".

Y también tenemos canciones como "Chimes at Midnight" que deberían contentar a cualquier fan por la misma razón que personalmente me sobran. Aquí suenan tanto a su propio pasado, que no tiene sentido. Al menos "Once More 'Round the Sun" que tampoco aporta nada muy nuevo, parece una versión de Misfits desde las coordenadas clásicas de la banda. Igualmente "Aunt Lisa" podría luchar por estar entre "Blood Mountain" y "Crack the Skye" pero esos ridículos coros de animadora a la "Be Aggressive" (Faith No More) a cargo de sus amigas de Coathangers arruinan todo el clima. Mucho más afortunada es la hipnótica colaboración de Scott Kelly (Neurosis), un recurso ya clásico para la banda y por qué no, una forma de cerrar el disco lanzando el mensaje de que no se olvidan de su filiación underground.

"Once More 'Round the Sun" es la lucha de una banda por conciliar credibilidad underground con aspiraciones de estadio. Muchos que hemos sido testigo de sus directos en estadio -los festivales son los nuevos estadios- nos atrevemos a decir que deberían preocuparse más por la calidad de su interpretación que por si su cancionero se ajusta al escenario. Así visto, su sexto disco cuenta con un buen puñado de nuevas canciones con cierto potencial, pero habrá que ver si son capaces de recrearlas adecuadamente.