/Reseñas///

Reseña: Lions Constellation, The - Flashing Light

http://feiticeira.org/drupal
Flashing Light
8
8.2



Bcore [2009]
Banda: RJ, P.arthur, Graham. J.Robert
Hay veces que los proyectos paralelos se convierten en una entidad que sobrepasa o al menos se distancia tanto de los proyectos ya asentados, que asusta. Hay otras veces que las bandas que se dedican al más puro revival consiguen recrear la esencia de sus homenajeados con tanta brillantez, que deslumbra. Pues así, de ambas formas nos ha golpeado la luz fulgurante de la constelación del león capitaneada por RJ Sinclair de Tokyo Sex Destruction e It’s Not Not, el dj barcelonés Graham y complementada por miembros de The Queen Machine.

Las cosas claras. Lo suyo es el plagio con respeto, con plena consciencia de que están jugando a ser The Jesus and Mary Chain, y así se explican su sonido de ruido vaporoso, turbio y chirriante, pero sin embargo melódico. Y es así desde que amanece mirando al sol con negras gafas de sol en "Walking on the Sun" al delicado espejismo final de "My Girl". De la psicodelia eléctrica a la acústica, por el camino escucharemos no sólo a los Reid, sino ecos de Spiritualized, Stone Roses, Spacemen 3, My Bloody Valentine o incluso los primeros Oasis o Ash.
La banda consigue sacar un sonido variado dentro de unos parámetros y una época muy definidos. Así "Kiss Me" o "Butterflies and Flowers" son los singles de garaje nuevaolero al más puro estilo Jesus & Mary Chain que también Black Rebel Motorcycle Club hubieran querido escribir. Baterías en ráfaga, guitarras que nos arrastran siempre en un frenesí hacia delante.

Pero la parte más melódica del mismo sonido es recogida en "Nothing to be Done", con voces dulces que flotan sobre el marasmo de distorsión lo-fi, el pop de guitarras musculosas de "The End of Our Days" o el tono más templado a lo Manchester de "It's You". La gran virtud de The Lions Constellation es que no suenan a revival, suenan como si hubiéramos desempolvado vinilos de aquel memorable cruce de los 80 a los 90.

Y entonces nos aborda la tremenda "Where Did You Go", impregnada en un aroma de clásico que nos deja divagando. ¿Han robado algunas demos nunca editadas de Jesus & Mary Chain? Y después pensamos lo propio de los Stone Roses con la vaporosa "Lies About Love". Y para redondear la gran sensación del disco, los triunfantes 7 minutos y medio de psicodelia y feedback de "She's My Heroine". No sabemos si The Lions Constellation son un proyecto para quedarse pero se me hace difícil pensar que puedan superar la colección de canciones de este debut, al menos en el mismo terreno.







   


PUBLICIDAD