/Reseñas///

Reseña: Last Days Of April - Might As Well Live

http://feiticeira.org/drupal
Might As Well Live
7
7.4



Bad Taste Records [2007]
Productor: Pelle Gunnerfeldt con Karl Larsson
Banda: Karl Larsson, Mathias Oldén y Fredrik Granberg (Mattias Friberg)
Bien raro parece, pero así es. Lo que hace unos años Sunny Day Real Estate o la banda que nos ocupa hoy en día se le etiquetaba como emo. Y ahora, hordas de chavales lloricas e incomprendidos se han decidido a mezclar el punk melódico con alguna que otra parte chillona y hacerse llamar también emo. ¡Que poco respeto por los mayores!

Last Days Of April, en contra de lo que pudiera parecer, poco tiene que ver con el chaval americano de hoy en día con flequillito. El sueco Karl Larsson y los suyos siguen a lo suyo. A su emo. Al de Sunny Day Real Estate. Al de Jeremy Enigk en solitario. Y al de otros que los han seguido desde hace pocos años como Jettison, Logh o los locales Madee.
"Might As Well Live" es un disco interesante, dónde sigue en auge el alma de unos Last Days Of April que emocionan y languidecen de verdad, alejándose de rabietas de crío de 16 años. "Lost And Found" como comienzo lo dice todo, y más adelante nos topamos con temas marca de la casa como la estupenda "Hanging High" o la calmada "Great White's Jaws" que nos deja el regusto de que para ellos los años no han pasado. De hecho, como nos pasa con el último trabajo de Jeremy Enigk, el principal problema de Karl Larsson y su banda es eso de repetir demasiado la formula (A estos aún, les ha salido algo más compacto y diverso). Al que haya disfrutado con las obras anteriores bien, pero a alguno se le puede atragantar volver a oír canciones de corte demasiado similar.

De hecho, los mejores momentos de "Might As Well Live" son más los toques power pop de otros cortes. Sobre todo "Who's On The Phone?", una pieza algo más vitalista rodeada de un magnífico manto de teclados y coros que lo convierten en el mejor momento del disco. Bueno, junto a la pieza final, "You Don't Believe Me", que nos deja con la piel de gallina sólo con la maravillosa melodía... A alguno le caerán lagrimones oyendolo.





   


PUBLICIDAD