/Reseñas///

Reseña: Hoobastank - Hoobastank

http://feiticeira.org/drupal
Hoobastank
6
6.0



Island/Def Jam [2001]
Productor: Jim Wirt
Banda: Douglas Robb, Dan Estrin, Markku Lappalainen, Chris Hesse
Han teloneado a Incubus, han saltado a la palestra de los medios especializados de EE.UU. y no parece de extrañar que en cosa de meses, lleguen a convertirse en un fenómeno del rock teenager como Papa Roach o Linkin Park. Con un amplio abanico de influencias, Hoobastank ha publicado su segundo disco, el primero en multinacional y de título homónimo. Al igual que los dos casos anteriormente citados, este es un disco repleto de singles.

En él, se despachan a gusto con distorsión y melodías basculando entre las guitarras de unos RATM o Papa Roach (aunque curiosamente el rap no es uno de los elementos de su propuesta), una voz muy cercana a la de Brandon Boyd de Incubus y unas melodías que recuerdan en ocasiones a Foo Fighters o a My Vitriol. En el disco suenan más melódicos y adolescentes que en directo, en el que las guitarras rugen incluso en los temas más lentos.

Como presentación del disco, está su single Crawling in the dark, representativo a medias de lo que es el disco. Un tema con gancho, melodía impecable y pegadiza. A reseñar también la más dura y una de las mejores, Pieces, donde se acercan a los parámetros del nu-metal y el hardcore melódico o las emotivas Remember me, Let you know y To be with you, que recuperan el concepto de balada. Por su parte, Ready For You es un tema que parecen haberle robado a Dave Grohl, 100% power pop. Up and Gone juega con el ritmo, los riffs de guitarras y los gritos/coros melódicos. Too little, too late, otro himno de rock alternativo, con guitarras muy de los Pumpkins iniciales y lo mismo se puede decir de Hello Again. Cierran el disco con un tema de power pop y funk-metal, Give it back.
En resumen, un disco lleno de canciones de guitarras irreprochables. Si este disco no explota comercialmente, no sé que puede hacerlo entonces. Se agradece por el hecho de constatar que para molar no hace falta recurrir al rap, ni a la electrónica. Meritoria una voz que a lo largo del CD aborda registros cercanos a Boyd, Grohl y hasta De La Rocha y un sonido que evoca el post-grunge y la época dorada del rock alternativo.

Quizá no sea un trabajo excepcionalmente original, requisito que pocos cumplen en la actualidad. Su mayor pega está en la intrascendencia de unas canciones que caen en el olvido con la misma volatilidad con que enganchan a primera escucha. Pero aun así suena muy fresco y aunque quizá no practiquen el tipo de rock que más se lleva en su país actualmente, seguramente se ganarán al igual que sus amigos y admirados Incubus, un hueco en las listas. Si quieres descongestionar tus oídos de tanto hip-hop-metal o de rock a golpe de secuenciador, Hoobastank te vendrá muy bien. Y el futuro les sonreirá, seguro.







   


PUBLICIDAD