/Reseñas///

Reseña: Her Little Donkey - Campestral

Her Little Donkey - Campestral
Campestral
8
7.6



[2016]
Productor: Cristian Pallejá, Ferrán Resines

Pop volátil y elegante es lo que nos encontraremos en este debut en largo de Her Little Donkey, 11 cortes de ondulación melódica y psicodelia sonriente con un sonido rico en el que caben desde Wild Nothing a Galaxie 500, The Byrds, Beach House, Twerps, Real Estate o Washed Up. Un buen hacer al que sumarle colaboraciones de ilustres de nuestro indie como Pau Roca (La Habitación Roja, Lost Tapes), Carlos Leoz (Me and the Bees, Half Foot Outside) y Raúl Muñoz (CatPeople).

El cuarteto hace un tratado del contraste entre lo difuminado y lo cristalino. La calma domina desde el hechizo de "A Break" al sueño de "Crave" y la pereza de "Covered in Mud". Pero no se trata de camuflar falta de ideas, cuando se ponen pop cumplen también en temas con nervio como "Her Little Frog", "Best Ever Trip" o esa "Watermelons & Peaches" que es un espléndido cruce entre las facetas más pop de The Jesus & Mary Chain y The Cure.

Uno de los momentos más sorprendentes a nivel de texturas sonoras es "Jam". No sólo por el contrapunto de la voz femenina, sino por ese viaje psicodélico de los 60 a los 80. Y es que es cierto que según avanza el disco los sintetizadores van tomando un papel más decisivo y discotequero. La cosa empieza a notarse en "Give Up", con uno de los climax más intensos y desembocará después en "Tightrope Walk", su hit más deliberado para poner a la gente a bailar.

Her Little Donkey manejan bien una serie de influencias entre las que se mueven con una comodidad que son capaces de transmitir al oyente. Pop psicodélico, jangle, shoegaze, dream-pop, 80's... todo para crear una mezcla apetecible y llevadera, donde se juntan los ecos de Glasgow y Dunedin con la modernidad y el revival de los teclados. El ejercicio de estilo es sobresaliente, aunque le falte algo de punch para pasar de lo muy agradable a lo emotivo.