/Reseñas///

Reseña: Guano Apes - Walking On A Thin Line

http://feiticeira.org/drupal
Walking On A Thin Line
6
6.5



BMG [2003]
Productor: Nombre del Productor
Banda: S. Nasic, H. Ruemenappmberlain, S. Ude, D. Poschwatta
La segunda banda más internacional de metal alternativo aleman retorna con el que es ya su tercer disco de estudio. Decepcionante para algunos, continuista para otros, no se le pueden negar sus méritos pero tampoco obviar sus defectos.

El disco comienza con el que fue primer single, You Can´t Stop Me, un tema limpio y comercial, ribetes electrónicos incluidos pero sin real pegada, lo cual parece decepcionante en una banda que nos tiene acostumbrados a hits del tamaño de Lord of the Boards o Big In Japan. Más trepidante y punk se presenta la breve y chulesca Dick, uno de los grandes aciertos de un álbum que por momentos cae en el aburrimiento. Entre Nirvana y Soundgarden suena el comienzo al bajo de Kiss The Dawn, tal vez el tema más revelador de la tendencia del álbum, que alterna magistralmente como los grandes tótems de Seattle sensibilidad y calma con rabia, sabiendo elaborar un emocionante himno, con ritmos intrépidos y guitarrazos a medio tiempo.

Comienzan las baladas con Pretty In Scarlet, algo que la banda siempre ha aprovechado mediante la voz de Sandra que se adapta muy bien a estas texturas, alternando voces tan sensuales como la de Gwen Stefani o Skin hasta más abrasivas como la de Courtney Love. En general se agradecen este tipo de piezas también por la inclusión de sonidos más limpios de guitarra, aunque en este caso, el ritmo se acelera hacia el final. Dura y oscura se antoja Diokhan, acercándose al heavy metal tan productivo en su tierra, aunque siempre fusionando con esos cambios de ritmo, susurros, etc., tics habituales del metal contemporáneo llegando incluso a algún devaneo trash al final. Un buen tema sin más.

Un comienzo de sonido luminoso y cercano al rock alternativo yanki en Electric Nights, de estribillo coreable y de lo más agradable del disco. En parecida tesitura y con un riff repetitivo sigue Quietly, donde empezamos a entrever una apertura en la propuesta de los nuevos Guano Apes, que sin perder su origen apuestan por un rock más indie o una fusión metal-rock-pop alternativa que se acerca a planteamientos cercanos a los de los ya desparecidos Skunk Anansie. Otro himno para corear, saltar y disfrutar, aunque como digo más light de lo que solía ser, lo que tampoco quiere decir nada malo.
High arranca con un ritmo misterioso y oscilante que recuerda a los primeros Tool, aunque sea pura anécdota, ya que pronto el tema se convierte en una sonata típica de la banda y hay que decir que en este caso no demasiado elaborada. Toques muy funkies y estribillo esquizofrénico para Sing That Song, tema sorprendente y divertido que termina en una suerte de ráfaga hardcore.

Otro tema que juega con la suavidad/agresividad es Scratch The Pitch, donde Sandra pasa de la dulzura a la aspereza, también algo por encima de la media del disco, sobre todo por los juegos de voces superponiéndose en diferentes registros y los coros finales que añaden ese toque más épico que siempre ha diferenciado a la banda del resto de la escena alternativa actual. Vuelve la candidez con el medio tiempo Plastic Mouth y la épica aún más acentuada ahora en la calidez del estribillo que contrasta con lo mundano de las letras.

Sigue siendo curioso que sin sonar innovadores ni mucho menos rompedores, Guano Apes no recuerda directamente a ningún grupo en concreto, cosa que ya parece ser difícil hoy en día. Algunos podrán quejarse de que no evolucionan, pero también es un punto a su favor que no hayan buscado asimilar sonidos que triunfen ni seguir las últimas tendencias del llamado nuevo metal yanki.











   


PUBLICIDAD