/Reseñas///

Reseña: Flying Lotus - You're Dead!

Flying Lotus - You're Dead!
You're Dead!
8
8.4



Warp [2014]
Productor: Stephen Ellison

Si no nos cabía duda de que Steven Ellison, aka Flying Lotus era ya una de las propuestas clave en la electrónica contemporánea gracias a su chispeante juego de texturas de la música negra y el jazz, "You're Dead!" supone un triple salto mortal para su evolución como ¿productor? ¿compositor? ¿creador de puzzles musicales? Ellison se desmarca esta vez con un disco conceptual en torno a la muerte y lejos de enfocarlo desde un punto de vista depresivo, ha tirado más que nunca de free-jazz animado.

Una abstracción abrumadora para un disco que sin embargo cuenta con varias colaboraciones de ilustres, pero sobre las cuales prevalece inequívocamente el talento de un músico llamado a conciliar la música popular y la académica. Así tras la épica y psicodélica apertura de "Theme", llegará la trepidancia de "Tesla", los arranques de prog-rock casi matemático de "Cold Dead" y el groove de "Fkn Dead" que conducirá al momento pop del disco. Se trata de "Never Catch Me", todo un regalo del productor al rapero del momento Kendrick Lamar, que sabe llenarlo con su flow frenético. Resuenan ecos de la edad dorada del rap con elegancia contemporánea.

Y del presente al pasado género con quizá su referente clásico hoy día más cotizado, Snoop Dog, rapeando sobre un ambiente viciado y socarrón con poso de salón de recreativas. Continuarán los ambientes que explotarán diferentes texturas de realidad alterada, entre el sueño más plácido y la pesadilla más agitada, entre electrónica, teclados y guitarras. Retazos que parecen independientes pero se ensamblan con una plasticidad admirable para tejer este mosaico musical postmoderno en el que también caben momentos pop marcados por la feminidad. Así es el triplete que conforman "Coronus, the Terminator", "Turtles" y "Siren Song", esta última con Angel Deedorian de Dirty Projectors haciendo los cantos de sirena que evoca el título.

El devenir de ambientes en un disco de Flying Lotus siempre ha sido uno de sus puntos fuertes. Pero su mayor apuesta por el jazz esta vez elimina los titubeos de rareza glitch que tal vez pudieran ser más indigestos para el oyente menos cultivado en electrónica. El gran reto y conseguido con creces, es que si bien "You're Dead!" está muy lejos de ser un disco de ganchos, no es necesario ser ningún estudioso del jazz para acercarse a él. De hecho bien podría ser el primer acercamiento serio al estilo para muchos de sus oyentes.

Sí que hacia el final del disco el viaje pasa por momentos más turbulentos, como la gravedad casi operística de "Descent into Madness" o la algo macabra "The Boys Who Died In Their Sleep". Esta emergente densidad lleva hacia un final de disco más reposado y turbulento, donde las aguas del jazz son sobrepasadas por las texturas de dub y hip-hop en un corte final que se evapora y hace justicia a la propia naturaleza de la música de Flying Lotus. Y es que aquí la épica se construye de una forma diferente a lo que los discos de rock conceptual nos tienen enseñado.

"You're Dead!" puede ser muchas cosas. Puede ser la música negra reclamando todo su peso en la cultura pop en el sentido más global del término. Puede ser también la madurez de un artista que hace tiempo dejó de ser promesa para definir su propia realidad. Pero sobre todo es un disco susceptible de crear impacto en diferentes ambientes y generaciones, una de esas raras obras capaces de derribar todas las fronteras posibles. Lo cierto es que Flying Lotus se ha tirado a la piscina de la ambición con todas las papeletas para decepcionar y se ha vuelto a subir el listón. Algo que quizá pueda seguir haciendo si continúa jugando en su propia liga, tan al margen de todo.

 


   


PUBLICIDAD