/Reseñas///

Reseña: Five Horse Johnson - The Mystery Spot

http://feiticeira.org/drupal
The Mystery Spot
7
7.5



Small Stone [2006]
Productor: Craig Riggs
Banda: E. Oblander, B. Coffin, S. Smith, P. Durr, (J. P. Gaster)
El blues-rock de siempre y el hard rock setentero siempre tendrá en Five Horse Johnson a uno de sus máximos exponentes actuales. Eric Oblander y lo suyos en pleno 2006, deciden continuar con su homenaje al rock añejo, con una armónica en mano y una guitarra sucia en la otra de la mano de su nuevo trabajo, "The Mystery Spot".

Tras la marcha de Mike Alonso, han contado con Jean Paul de sus colegas Clutch para la grabación del disco (ya les acompañó en su gira del año pasado que les trajo a Festimad 2005) pese a no tener constancia de que dicho batería sea miembro oficial de la banda.

A pesar de que Five Horse Johnson siguen sonando a si mismos, en este "The Mystery Sport" vemos cierto acercamiento a un sonido más refinado y claro, alejándose en cierta manera de la suciedad que tanto caracteriza otros discos suyos. La producción ha jugado un papel más importante en este disco, sin empañar las guitarras de Brad Coffin y aumentando las virtudes de un batería de la talla de Jean Paul.
Desde el tema inicial, que da titulo al disco, podemos disfrutar de un sonido potentísimo aderezado con unos cambios de ritmo marca de la casa. Después un tema muy cercano al sonido de Clutch precisamente, con unas guitarras y una voz bastante cercanas al stoner mas hard-rockero. Además destacan otros temas como los que siguen estrictamente el sonido de sus discos anteriores repletos de ritmos y riffs en torno al rock sureño y protagonizados por la armónica de Eric como ocurre con "Feed That Train", "Rolling Thunder" o una más sosegada "Call Me Down". Otros temás tan agitados como "Gin Clear" o mucho más trabajados en torno al blues como la última "Drag You There" dejan también muy buenas sensaciones.

"The Mystery Spot" es para lo bueno y para lo malo, un disco de blues y de rock sureño aderezado con portentosos riffs rockeros y una armónica menos presente que en discos anteriores. La batería de Jean Paul les ha hecho darle un toque de ritmo más contundente y la producción y elaboración de temas parece algo más trabajada y cuidada. Pero eso no quita, que el disco sea altamente repetitivo y que Five Horse Johnson sigan sin haber inventado nada.