/Reseñas///

Reseña: Fever Ray - Fever Ray

http://feiticeira.org
Fever Ray
9
8.7



Rabid Records [2009]
Productor: Karin Dreijer Andersson, Christoffer Berg, Van Rivers, The Subliminal Kid
Banda: Karin Dreijer Andersson
Notas: Debut en solitario de Karin Dreijer Andersson de The Knife

Aprovechando el hiato que decidieron tomarse los hermanos Andersson tras las máscaras de The Knife después de la promoción de su tercer álbum, Silent Shout, a la postre el disco que los llevó al estrellato (siempre en términos indies, claro) y el que los convirtió en todo un referente del pop electrónico de la pasada década; la mitad vocal y femenina del conjunto, Karin Dreijer, decidió el pasado 2009 debutar en solitario bajo el alias de Fever Ray.

Atendiendo a las directrices de los últimos tiempos de la banda, aquellos en los que habían dejado un tanto de lado los ritmos más caribeños y cartoon de sus inicios para adentrarse en bosques más oscuros y fríos, este debut se parece bastante a lo que podría haber sido la continuación natural de la carrera de los suecos. Esto indica que, o ambos hermanos comparten una visión muy parecida de la música que quieren hacer y no importa que uno falte, o que Karin es claramente la que lleva la voz cantante.

En todo caso, hay alguna diferencia entre la música de la pareja y la registrada por Fever Ray. De primeras, se nota claramente la bajada de revoluciones: no hay aquí ninguna 'Neverland' ni 'We Share Our Mother's Health'; si acaso la maravillosa 'Seven' coge el testigo de estos himnos bailables, aunque se nota la relajación rítmica y la implantación de una atmósfera más opresiva si cabe, palpable aún más en medios tiempos como 'Dry and Dusty', 'Concrete Walls' o 'Keep the Streets Empty for Me'. Al menos hay algo más de vida en las más o menos radiables 'When I Grow Up' y 'Triangle Walls'.

Y es que todo en este Fever Ray está trabajado para conseguir una atmósfera concreta, y no sólo la música. Desde la imagen de portada y el artwork hasta los abundantes videoclips, que se convierten en imprescindibles para la consecución de una obra de arte total (los de 'If I Had a Heart' y 'When I Grow Up' de los mejores de los últimos años). Y, evidentemente, la persona, o más bien cabría decir personaje de Karin/Fever Ray, reconvertida para la ocasión en una siniestra hechicera; su grimorio, evidentemente, el álbum.

No hay que ser muy avispado para averiguar, con tales credenciales, que Fever Ray, el álbum, es un disco difícil, gélido y hasta incómodo en ocasiones, pero plenamente satisfactorio. Hará las delicias de los que esperaban aún un giro de tuerca más a la música de los suecos, pero quizá le chirríe a los que preferían algo más movido o accesible, como si esperaran una segunda parte del último disco del dúo. Recomiendo a estos últimos que se vayan acostumbrando a lo nuevo, ya que dudo que los Andersson vuelvan a tales terrenos, oídos este álbum y la inefable ópera Tomorrow, in a Year compuesta ya por ella en compañía de Olof. O quizá me equivoque, ya que con estos dos frikazos nunca se sabe...