/Reseñas///

Reseña: Feeder - Renegades

http://feiticeira.org
Renegades
7
7.2



Big Teeth Music [2010]
Productor: Grant Nicholas, Matt Sime
Banda: Grant Nicholas, Taka Hirose, Karl Brazil

Feeder han vuelto al rock. Su proyecto Renegades ha servido como catalizador para que la banda se crea en una segunda juventud, abandone el pop psicodélico y ensoñador en pos de un rock alternativo aguerrido y de guitarras pesadas. Su sensibilidad melódica por supuesto se mantiene, pero en una marmita a la que tratan de insuflar la fuerza del grunge, el punk-rock e incluso stoner.

Aclaremos primero las cosas. Feeder no son una banda de hard-rock, sus virtudes nunca han estado ahí. Al igual que pasa con bandas como Weezer, Placebo o Foo Fighters, pueden rockear más o menos pero la melodía es su razón de ser y la protagonista de sus momentos más memorables. Por ello no ees de extrañar que los numeros más exitosos sean los que se orientan al power-pop acelerado. Esto es así en la ganadora "Call Out", llena de vitalidad pegadiza y semejanzas de al menos dos de las tres bandas antes citadas.

Esto quiere decir que cuando se trata de hacer una demostración de guitarras rocosas, como ocurre en "White Lines", no le queda lo jovial y natural que pretenden. Lo mismo puede decirse del forzado punk-rock sin cimentar de "Home" o la invocación de Jello Biafra en "Left Foot Right", aunque esta ridícula licencia vocal no consigue liquidar un brillante estribillo de pop-punk a altas revoluciones. Aunque cuando de verdad se les va de las manos en "City in a rut" donde, pese a su riff ciertamente nirvanero, se desmelenan y dan rienda suelta a una vena glam-rockera.

En todo caso hay que un experimento si que les sale de sobresaliente. El épico medio tiempo reminiscente de Therapy?, "Down to the River" es el corte que menos suena a Feeder y el resultado es misterioso e atmosférico, gracias a sus acordes acústicos de base y sus coros. Por lo demás nos encontramos con la mezcla post-grunge antes descrita, cruzando a Green Day con QOTSA en "Renegades", a QOTSA con Bad Religion en "This Town", más punk rock angelino en "Barking Dogs", Nirvana dando paso a Weezer en "Sentimental", Josh Homme aliándose con Foo Fighters en "The End" y también con Live en la psicodelia pesada de "Godhead", esta última por cierto de sus mejores dianas. Y tan sólo una concesión como despedida al pop de voz e instrumentos limpias a lo U2 comedidos, "Fallen".

Como suele pasar con estas cosas el resultado queda un poco forzado y renqueante, pero no podemos decir que sea algo fallido. Si como algo suena "Renegades" es como un grupo de rockeros en la crisis de los cuarenta y eso es exactamente lo que hay. Cierto es que la trayectoria de la banda hacia el pop más ensimismado ha ido dejando en los últimos temas pocas joyas entre mucha languidez, pero la respuesta tampoco es disparar al aire. Una cosa por la otra y aún así mantienen bien el tipo.