/Reseñas///

Reseña: Donita Sparks - Transmiticate

http://feiticeira.org/drupal
Transmiticate
8
8.4



SparksFly / CASH Music [2008]
Productor: Ethan Allen + Donita Sparks
Banda: The Stellar Moments (Dee Plakas, A. Santalesa, Dat Ngo...)
Viniendo de un grupo de punk/grunge, siendo pionera del movimiento Riot Grrl y contando con momentos tan impactantes como el de mostrar por TV tu maravilloso peinado púbico, es fácil pensar que tu regreso va a seguir esa estela fácil y grotesca de transgredir.

El caso de Donita Sparks, líder de las ya extintas L7, es bastante menos obvio. Lo tuvo todo precisamente transgrediendo magníficamente con su imprescindible banda, pero ahora se recicla para ofrecer una versión cruda y real del post punk ese que sale como churros hoy en día.

Tampoco conviene asustarse demasiado con Donita, que como decimos el trasfondo de oscuridad y de rock está ahí bien fijo. De hecho, es como si todo lo que gira en torno a "Transmiticate" se construyera desde el sosegado y serio inicio de "Fly Feather Fly". Las baquetas de Dee Plakas - compañera en L7 - son ya desde ese momento herramientas clave en los caminos que Donita decide practicar, siempre acompañados de robustas líneas de bajo y guitarra.
"Dare Dare" por ejemplo es el comienzo de un devaneo claramente pop (incluso algo festivo), pero todo ello con una base guitarrera bastante fuerte para no hacerla caer, así como con un estribillo pegadizo. Si bien "Dare Dare" es la pieza más claramente pop, tenemos otros momentos brillantes en cuanto a melodía pero mucho más cercano al rock y al punk, como pueden ser las grandes piezas "Headcheck", "Need To Numb" o "Into The Hi Fi". Todas ellas dándo una magistral clase a todos los Cansei De Ser Sexy y revivals del momento.

"Transmiticate" por otro lado no sólo sabe tirar de ese tipo de composiciones, sino de medios tiempos algo más coloristas como "My Skin's Too Thin" y "Curtains For Cathy" u otros mucho más oscuros como puede ser la extraña "Infancy Of A Disaster" o lenta - de ritmo - "Take A Few Steps".

Una verdadera patada en el culo para unos cuantos jovenzuelos en una reinvención bastante grande de la etapa grunge de L7 pasando a jugar en los sonidos que ya crearon Luscious Jackson hace tiempo. Un disco repleto de palos distintos y de canciones... sobre todo canciones.