/Reseñas///

Reseña: Dave Gahan - Hourglass

http://feiticeira.org/drupal
Hourglass
7
7.0



Mute/Virgin [2007]
Productor: David Gahan, Andrew Philpott, Christian Eigner
Banda: David Gahan, Andrew Philpott, Christian Eigner, Tony Hoffer, John Frusciante...
Cualquiera que sea seguidor de Depeche Mode sabrá que detrás del 90% de las composiciones del grupo se encuentra el genio compositivo de Martin Gore, rubiales de cara tristona. Quizá por ello y por el hecho de no conformarse sólo con dar voz a la mayor parte de sus canciones, su compañero de aventuras desde hace casi 30 años, Dave Gahan, decidió embarcarse en una nueva aventura en solitario, volviendo al grupo base siempre que la maquinaria se pone en marcha.

Su primera intentona, "Paper Monsters", fue simplemente un disco correcto; más rockero que Exciter pero que en general defraudó a los seguidores de la banda, incluído un servidor. Ahora, con "Hourglass", Dave ha decidido seguir con el sonido obtenido en "Playing The Angel", añadiendo bastante de la experimentación trip-hop del muy infravalorado "Ultra" para así, a partir de dichos elementos comunes, parir un disco menos evidente y más oscuro que su predecesor, pero consiguiendo con ello un resultado superior.
"Kingdom", primer single, se convierte sin problemas en el protagonista del álbum: un tema que no tiene nada que envidiar a los mejores momentos de los últimos Depeche Mode y que llega a recordar el rey ante los sintes que fue Gary Numan. También destacan el trip-hop de "Saw Something", tema que requiere una cierta paciencia pero que a las pocas escuchas se convierte en otro elemento destacable del conjunto, al igual que "Endless", aunque esta lo consigue a base de un aumento de énfasis en las bases electrónicas. "Deeper and Deeper" y "Use You" representan a la facción más rockera del álbum y la que más recuerda a "Paper Monsters", mientras que "A Little Lie" se convierte en un pequeño himno que podría haber dado más de si de estar firmado por Gore.

A pesar del buen sabor de boca final, "Hourglass" sigue sin ser un disco redondo. Queda claro a estas alturas Dave no posee el talento de Martin a la hora de componer (aunque la carrera en solitario de éste no sea para tirar cohetes), pero aún así es lo suficientemente astuto como para no separarse mucho de la senda marcada por Depeche Mode y gracias a algunos solventes colaboradores (entre otros, una irreconocible guitarra de John Frusciante) ha sido capaz de sacar un disco bastante decente para lo que suelen estos discos de cantantes con ganas de desmarcarse de su grupo. Espero que su próximo disco prosiga en esta leve pero segura línea ascendente, pero por ahora, si he de quedarme con la carrera de algún Depeche en solitario, elijo a Alan Wilder y su Recoil.





   


PUBLICIDAD