/Reseñas///

Reseña: Charlotte Gainsbourg - 5:55

http://feiticeira.org/drupal
5:55
9
9.0



Because Music [2006]
Productor: Nigel Godrich
Banda: Charlotte Gainsbourg (Jarvis Cocker, Air y Neil Hannon)

Dicen que el apellido ilustre pesa siempre como una losa y que más que venir bien, termina viniendo mal al que lo lleva. Y el hecho de que en este caso no hablemos de apellido, sino que hablemos de apellidos.

Charlotte Gainsbourg no sólo carga con el ilustre apellido de un músico genial como fue Serge Gainsbourg sino que además puede presumir de madre cantante, ya que además es hija de Jane Birkin, de la que parece haber heredado la voz en la medida de lo posible, como ya demostró en el homenaje a su padre acompañada de Franz Ferdinand.

Y es que este "5:55" es un disco colosal allí por dónde va pasando, pero haciendo el símil del caso paternal de Charlotte ella hace más la labor de Jane Birkin ya que para emular a su padre, ha preferido rodearse de gente que han dado con el kit de la cuestión. Entre esa gente tenemos al ex-Pulp Jarvis Cocker, a Neil Hannon de The Divine Comedy y para colmo unos que siempre saben sacar buen jugo a lo que tocan. Si todo eso no fuera suficiente el productor encargado de este segundo disco de Charlotte no es otro que Nigel Godrich, que como siempre ha estado perfecto al sacarle al sonido austero y sencillo del disco toda la sonoridad necesaria, sin exceso de instrumentos en ningún momento.

El disco es conmovedor, emotivo y con alguna que otra melodía que se queda presenta en la memoria durante días y días. Un disco ideal para relajarse perdiéndose uno en su delicadeza, pero además perfecto en cuanto melancolía e introspección. Es difícil elegir canciones entre todas, ya que el disco demuestra solidez en todo momento, ya que el trío de creadores se muestra sólido a lo largo del todo disco sin apenas hueco a caer en el aburrimiento.

Primero el exquisito piano y teclados de Jean-Benoît Dunkel y Nicolas Godin, miembros de , en esta inicial "5:55" compuesta en exclusiva para el precioso susurro de la hija de la Birkin y despues una composición como "AF607105" en la que ya entra en juego Jarvis Cocker con los tres participaciones anteriores que añade una melodía simplemente frágil a la mezcla anterior, con excelentes resultados. De nuevo se quedan a solas con Charlotte para explotar la agridulce voz de la inglesa de nacimiento y francesa de adopción. Así pues "Operation" nos muestra una especie de unión entre sonidos clásicos y actuales con la electrónica de trasfondo.

De este modo entra en juego durante el resto del álbum el irlandés Neil Hannon, entre las que tenemos la melancolía y lenta "Tel Que Tu Es", el single "Songs That We Sing" que se muestra alegre, feliz y como la canción más cargada de arreglos (dirigidos por Suzie Katayama), la solitaria "Beauty Markcolor para regocijo de la voz de Charlotte continua el devenir del álbum y por último "Little Monsters" también cargada del justo numero de instrumentos arropando la melodía vocal tan bien cuidada.

Llegando hacia el final del disco aparece también "Jamais" que combina a la perfección emotividad y cierto halo de tristeza. Aunque una de las canciones que más llama la atención es "Night-Time Intermission", una de las dos en las que colabora la propia Charlotte, que es la más deudora del trabajo de su padre, con una composición muy oscura y experimental en la que su voz no se usa de manera melódica si no como un elemento más en la progresividad de la canción. El nivel como vemos sigue sin bajar, y más cuando aparece en escena "Everything I Cannot See" que vuelve a llenar a partes iguales la escena de aires melódicos en su estribillo a partes iguales que intimistas. "Morning Songs" finaliza un disco imprescindible para cualquier amante de la música algo más frágil y de cualquier seguidor del buen pop. Esta canción, también compuesta por todos los miembros que han intervenido a lo largo del disco, vuelve a ser como cierto guiño al señor Gainsbourg en esta ocasión con un sonido muy austero de voz y piano.

Como decimos, uno de los discos del año y si hablamos de canción pop, probablemente el más esencial. Charlotte no solo ha sabido agrupar gente grande y ponerles a trabajar juntos sino que además ha sabido cumplir con su propio cometido, mezclando la sencillez y la fragilidad con instrumentaciones no aptas para todos los artistas. Padre y madre, deben estar contentos de las compañias de la niña y del resultado final.


   


PUBLICIDAD