/Reseñas///

Reseña: Brand New - Science Fiction

Brand New - Science Fiction
Science Fiction
8
8.1



Relativity Entertainment 9 / PM Traitors [2017]
Banda: Jesse Lacey, Vincent Accardi, Brian Lane, Garrett Tierney

No voy a mentir, no soy parte del culto de Brand New de toda la vida. Sus obras más queridas por los fans, "Deja Entendu" y "The Devil and God Are Raging Inside Me" me pillaron crecidito como para volver al "emo" (nótense las comillas) en la época de reinado del flequillo y el Myspace. Sin embargo, les redescubrí en la oscuridad de "Daisy", un disco que ponía en suspenso la carrera de la banda hasta que un año se desempolvaron con un par de singles. Una gira y algún comunicado confuso nos daban a entender que el quinteto había empezado a grabar un disco, pero que la cosa no funcionaba y al final eso era todo, amigos.

De modo que "Science Fiction" nos ha llegado sin ya esperarlo mucho. Y sin embargo no es un disco fruto de la inercia ni hecho por compromiso. Lo primero que sorprende es que los dos citados singles no tienen cabida aquí y no nos extraña. Mientras uno de ellos, "Mene" bebía del cow-punk 80s y "I Am a Nightmare" sonaba como una versión adolescente de Interpol, este disco bucea en aguas reposadas, que tienden al medio tiempo de rock alternativo. Si pensamos en una canción de todo el boom noventero con la que poner "Science Fiction" en relación, la elección es obvia: "Something in the Way" de Nirvana. Por el sonido un poco también, pero sobre todo por el concepto, devastador y sin embargo precioso. Así, el cuarto disco de los neoyorkinos es un relato taciturno que deja a lo nuevo de The National como un disco para una fiesta de cumpleaños. No se recomienda conducir ni manejar maquinaria pesada bajo los efectos de "Science Fiction", ya hablemos de la magnética "Lit Me Up", la preciosa "Waste" o el depresivo torbellino de "137".

Y pese a que podemos claramente encauzar el disco en esa tradición del americanismo noventero, el disco apenas tiene momentos donde el rock rompe y rasga. Así, tenemos el post-grunge descarado de las mellizas "Can't Get It Out" y "No Control", riffs de base acústica, acoples, voz que pasa del susurro al desgarro y melodías cálidas que esconden bastante cinismo. Casi parecen canciones gancho, compuestas fácilmente y estratégicamente colocadas para mantener la atención del oyente y obligarle así a enfrentarse al resto. Aunque no sea tan canónica, podríamos poner los chirriantes riffs de "Out of Mana" en esta categoría también. Pero si algún tema destaca entre los tonos crispados es el intrincado calco a Modest Mouse "Same Logic / Teeth", con toda la excitación que eso supone, ritmos juguetones, guitarras vaporosas, sintes, quiebros de voz y vientos incluidos.

Lo más inesperado llega sin embargo de temas como "In The Water", un medio tiempo hippie en cuyas cristalinas y sin embargo turbulentas atmósferas, vemos reflejarse a los primeros Pearl Jam y a Blind Melon. Podemos sumar esos aires de trovador de "Could Never Be Heaven" o "Batter Up", preciosa balada rock que mejora otros intentos contemporáneos de dignificar el género, se nos ocurren Baroness. Todas ellas destacan por una instrumentación y arreglos verdaderamente exquisitos. Un cuidado que se nota en todo al disco, aunque personalmente el revestimiento de las canciones con cortes de voz y ruido atmosféricos me parece conceptualismo fácil, cuando este es su disco de canciones por excelencia.

En todo caso se entienden las precauciones de la banda teniendo en cuenta de que aquí están jugando con un puzzle en el que caben pasado y presente de sus intenciones musicales e influencias. Y es cierto que en este sentido, se le ven demasiado las costuras, pero el resultado ahí queda en forma de buenas melodías. Quizá no emo como género, pero emotivas desde luego. "Science Fiction" es un final abierto y que fotografia una separación por las razones que sean, pero cuya energía expansiva no se había disipado aún. Una especie de testamento sonoro profundo que invita a celebrar, desde el recogimiento, una trayectoria no rompedora, pero sí meritoria.