/Reseñas///

Reseña: Antonio Crash - Acusticanoia

http://feiticeira.org/drupal
Acusticanoia
7
7.5



Llorando en pelotas [2008]
Productor: Antonio Crash
Banda: Antonio Crash

Siendo como es la música algo tan personal, no es de extrañar que incluso entre quien se forma en el seno de una banda de rock en el sentido clásico, surja la iniciativa de componer canciones con mayor intimidad. Esta baldía introducción me sirve para hablar de "Acusticanoia", EP/maqueta casera de Antonio Crash, músico que milita en la banda malagueña Icarus Crash, donde ejerce las veces de guitarrista y cantante.

El título del EP define bien el carácter, que no el estado de ánimo variable de estos 4 temas. 3 de ellos son instrumentales tan sólo guiados por la guitarra acústica, que se despliega para crear atmósferas más precisas y arregladas. El que sirve de apertura, "Entente Cordiale" inicia el disco como un amanecer, con un toque alegre pero aún envuelto de pereza y bruma.

Más misteriosa es "El Estratega", la mejor del lote instrumental, que incide aún más en ese juego serpenteante de la doble guitarra y en el que se aprecia algo de la magia creadora de John Frusciante. También aquí llegan las turbulencias y el ecuador de la canción se ve azotado por riffs oscuros y ácidos ejemplificando que dureza y electricidad no tienen por qué ser sinónimos. "Los Cien Días" deja el EP con el momento más trepidante y por su melodía desnuda y ágil recuerda para bien a las antiguas músicas de los videojuegos, que tantas sintonías inolvidables han grabado en nuestra memoria.

Sin embargo hay en Acusticanoia una pieza mayor, que se aleja de lo que podría ser un simple divertimento. Se trata de la escalofriante y contagiosa "Yaviyahu", cuyos desesperanzados acordes y letra, acompañados por un minimalista teclado y algun efecto de envoltura, rompen con la linealidad inherente a un bloque de canciones instrumentales. En fin, si deshacer la relación evidente entre la música de Antonio y la de Billy Corgan no resulta fácil, algo que ya pasaba con su banda madre, bien podemos decir que el particular "American Gothic" del músico malagueño está a la altura.


   


PUBLICIDAD