/Reseñas///

Reseña: This Aint Vegas - The Black Lung Captain

http://feiticeira.org/drupal
The Black Lung Captain
7
7.8



Jealous Records [2003]
Banda: Adam Rose, Jordan Hill, Mike Matthews, Richard Amundsen
Sin inventar demasiado, This Ain't Vegas hacen uso de sus influencias del post-hardcore noventero de Fugazi o Jawbox, dejando caer su lado emo en las composiciones. Y es que, los británicos pierden en pegada y en composiciones imposibles respecto a las bandas anteriormente mencionadas, pero ganan como buenos ciudadanos ingleses en guitarras sencillas y cortantes al más estilo punk y por encima de todo, en melodías elegantes.

Desde la inicial "Promotion" y la posterior "Ku Jumping" nos encontramos con un sonido repleto de guitarras entre el propio Post Hardcore y el Post punk o Emo punk más trabajado. El disco viene a ser eso todo el rato, en momentos tenemos más rabia y partes más complejas, con especial mención en las brillantes "We Lost It (Won The Race)" que para sí quisieran los mismísimos Fugazi o las guitarras vibrantes de "Been Party" o de "Town Planning".

Más al margen del sonido Fugazi-Jawbox-etc, tenemos otros temas muy interesantes y que de verdad alejan a la banda británica del sonido post-hardcore de Washington. Claros ejemplos son la instrumental "222" con una melodía realmente electrizante o la rara "Spark It Up Truman" que queda como un más que curioso interludio. También destacables, como canciones más trabajadas, "Your Name Is A Real One" que aunque parece tener guitarras firmadas por el mismísimo Guy Piccioto, se acerca a un sonido mucho más progresivo y unas voces más emo. Y si hablamos de emo, "Down In The System" es sin duda la canción más de ese estilo del disco y, por que no, de las mejores del disco.

El disco se cierra con la emotiva "Joint Bank Account" que empieza como una canción suave de despedida, se muta en una acelerada mezcla de guitarras traviesas y acaba de nuevo en una tranquilidad provista de robustas guitarras. Como decíamos, no han inventado nada, pero han descubierto que en Washington también podían haber hecho música divertida sin renunciar al post hardcore marca de la casa.






   


PUBLICIDAD