Skate-punk is alive!

Una de las formaciones punteras del hardcore melódico de los 90, Pennywise nos visitan para dar cuenta de un repertorio lleno de hits underground. Se acompañan de Strike Anywhere y A Wilhelm Scream en una cita obligada para cualquier aficionado al género. En Barakaldo también con Adrenalized.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Una de las formaciones punteras del hardcore melódico de los 90, Pennywise son tras Bad Religion y Nofx la banda que mejor definió la escena del skate-punk californiano, el sonido Epitaph que tan buenos éxitos les dio en imprescindibles discos como "About Time" o "Full Circle". Nos visitan en sendas fechas españolas para dar cuenta de un repertorio lleno de hits underground.

En los 90 y siguiendo los coletazos del rock alternativo, la industria puso su mirada en la soledada California y en decenas de grupos que sabían combinar la energía del punk y el hardcore con melodías más accesibles. Green Day u Offspring no tardaron en dar en salto a las multinacionales aprovechando el tirón comercial, pero un buen puñado de bandas se mantuvieron fieles al espíritu independiente del punk-rock principalmente desde Epitaph, sello de Brett Gurevitz (Bad Religion). Pennywise destacaron entre ellas gracias a un sonido que bebía mucho de los propios Bad Religion, combinando rabia, melodía y letras políticas.

Un disco homónimo arcó el comienzo de una trayectoria ascendente con "Unknown Road" y el impecable "About Time", que llevaron a la banda a convertirse en un icono de su generación. Para cuando "Full Circle" fue editado, las camisetas y sudaderas con el logo de la banda ya eran un signo identificativo más en salas de conciertos y skateparks. Paradojicamente, la banda vivió la tragedia en estos tiempos, debido al suicidio de su bajista Jason Thirsk poco antes de grabar el disco. El último tema, "Bro Hymn Tribute", guiño a "Bro Hymn" que cerrara su disco homónimo.

La banda maduró y abrió su sonido a texturas más alternativas con "Straight Ahead" de nuevo con notable éxito. A partir de aquí los años dorados del género pasaron y como consecuencia muchas bandas abandonaron, desmotivadas por el fin de la moda. Sin embargo los de Hermosa Beach no han cesado en su actividad y han continuado editando discos con regularidad. Su directo "Live at the Key" marcó el inicio de esta nueva etapa en que han editado "Land of the Free", "From The Ashes", "The Fuse" y finalmente "Reason to Believe" el pasado año, un disco que les devuelve a la forma.

Sin embargo no todo sigue igual en la formación. Su vocalista de siempre, Jim Lindberg, ha dejado recientemente la banda de forma amistosa y Zoltán Téglás de Ignite ha ocupado su puesto. La nueva formación se encuentra preparando un nuevo disco y mientras tanto continúa girando. En Barcelona y Barakaldo tendremos oportunidad de ver como el nuevo cantante se ajusta a los Pennywise de siempre.