Deerhunter por Primavera

Consagrados como una de las sensaciones del entorno indie que ha trascendido dicho ámbito, Deerhunter nos visitan de la mano de los organizadores del Primavera Sound, para dar cuenta de su psicodélica mezcla de pop delicado, noise experimental y psicodelia para paladares pacientes.

Deerhunter son una de las realidades más consolidadas del indie internacional. Los británicos, liderados por Bradford Cox, personaje interesante donde los haya, han conseguido mezclar diferentes tendencias de la música independiente en un crisol de melodías y psicodelia donde cabe shoegaze, dream-pop, rock progresivo, folk e incluso noise.

Tal vez fuera la enfermedad de Cox, el síndrome de Marfan que le otorga esa figura dificil de mirar y casi cadavérica la que contribuyera a crear a un genio, apartándolo de los estándares de la sociedad y de la propia música pop. El caso es que Deerhunter es un caso obvio de banda cuyo talento se focaliza en una persona. No en vano Cox se lanzó hace años a una carrera en solitario bajo el alias de Atlas Sound, cuyos discos han cosechado críticas a la altura de los de los propios Deerhunter.

Sin embargo es con estos últimos con los que ha ido progresando desde unos comienzos más punks y oscuros hasta el triunfo con el aclamado “Microcastle”. En el camino probaron la tragedia con el fallecimiento en 2004 de su primera bajista en un accidente de skate, publicarían su debut “Turn In Up Faggot” y comenzarían a ser toda una sensación en el indie-rock con “Cryptograms”. Tanto que el guitarrista Colin Mee abandonó la banda debido a la presión sobre su vida personal.

Lo hizo justo antes de que llegara el trampolin definitivo. El citado “Microcastle” se reveló como uno de los discos más brillantes de la música independiente de los últimos años, poniendo a la banda en una situación de popularidad muy por encima de lo estrictamente “indie”. La mayoría de publicaciones musicales lo resaltaron como uno de los mejores discos de 2008. Tanto así que, ante la pronta filtración del disco, la banda decidió editar un CD adicional titulado “Weird Era Cont” que contó con los mismos parabienes.

Su último trabajo hasta la fecha, “Halcyon Digest” supone un nuevo camino en la excelencia de la colisión del pop preciosista con la experimentación y la psicodelia. Y su música encarna el nexo entre la modestia del rock indie y los resultados próximos a grandes referentes que van de My Bloody Valentine a David Bowie pasando por Brian Eno o The Velvet Underground.

Telonearan en las tres fechas españolas Lower Dens, emergente formación de Baltimore que sigue unos pasos similares a los de Bradford Cox.

 

13 de abril - BILBAO (Kafe Antzokia)

14 de abril - MADRID (La Riviera)

15 de abril - BARCELONA (Apolo)

25 euros + gastos / 28 en taquilla