/Entrevistas///

entrevista con willis drummond

«Hay mucha falta de originalidad y de personalidad tanto en la sociedad como en la música»
Willis Drummond ya no son un secreto del underground sino que se han convertido, por méritos propios, en uno de los grupos de rock con más proyección de la escena vasca. Aprovechamos la reciente salida de su nuevo disco "A ala B" para hablar con los miembros Rafa Rodrigo (guitarra) y Jurgi Equiza (voz y guitarra)
Enero, 2013

En entrevistas anteriores habéis afirmado más de una vez que teníais ganas de hacer un verdadero disco de estudio y algo de lo que el oyente se da cuenta al escuchar vuestro nuevo disco es precisamente de eso, de que habéis cuidado más que nunca los detalles. ¿Estáis satisfechos con el resultado?

Rafa Rodrigo: Estamos muy contentos con el resultado. Hemos cuidado mucho el sonido incluso antes de entrar a grabar, hemos probado diferentes amplificadores, hemos grabado en el local, escuchado, cambiado detalles, añadido pistas, etc... y todo eso se nota al final...



Después de haber grabado con Karlos Osinaga “Txap” e Iñigo Irazoki, las mezclas las habéis hecho con Burke Reid, en los estudios Bronco de Canada. ¿Le conocíais de antes? ¿Por qué os decantasteis por él?

R.R.: No le conocíamos, pero sí su trabajo con otros grupos y esto fue lo que nos hizo ponernos en contacto con él. Todo ha ido muy bien con él, ha sido muy eficaz. Felix, nuestro batería se encargaba de comunicar con él durante las mezclas y fue muy fluido.



Otra cosa de la que se da c
uenta uno al escuchar "A ala B" (publicado con el sello bIDEhUTS) es de que suena más hard-rockero y que nombres como Pearl Jam están más presentes que nunca. Esto no es que resulte sorprendente ya que no son influencias de las que vuestros discos anteriores careciesen, pero puede ser que esta vez la rabía y la experimentación hayan quedado más al margen. ¿Se podría decir que habéis encontrado el sonido en el que estáis más a gusto o puede que en el próximo disco deis otro giro estilístico? ¿Son posibles unos Willis que exploten la vena punk, por ejemplo?

R.R.: No sabemos cómo será nuestro próximo disco y todo es posible! Con el tiempo, tal vez estemos encontrando nuestro propio sonido y nos reconocemos en canciones muy diferentes entre si... Las canciones de “A ala B” nos han salido más sencillas o clásicas que otras veces pero nadie sabe cómo será lo próximo que hagamos...



Sobre las letras, seguís reflexionando sobre la vida o la música con un característico estilo personal. Vuestro disco se puede abrir por ambos lados y hay que elegir A o B, incluso en la canción de mismo título decís que sólo hay dos opciones y no es posible una tercera vía. ¿Podríais hablarnos de la temática del disco?

Jurgi Equiza: Pues, lo has resumido bastante bien. La canción habla de este momento o de esta edad, en la cual tienes que tomar la decisión que siempre has retrasado. Y cuando llega este momento, te das cuenta de que no hay miles de opciones, sino dos: A o B. Y aunque eliges la buena opción, siempre abandonas algo con la otra.... Después, decidimos dar este nombre al disco, porque además, la dualidad siempre ha estado bastante presente en willis drummond y en cada uno de nosotros.



Últimamente he echado de menos un tema directo y con clara letras de denuncia en el rock vasco teniendo en cuenta los tiempos que corren. Parece que en Ilegala habéis tomado ese camino. ¿Sentis que ya es hora de posicionarse y dejar ambigüedades a un lado?

J.E: Siempre me cuesta un poco hablar de mis letras, porque deberían hablar por ellas mismas! jejeje... y además, me cuesta un poco hablar de lucha, de militancia o de política, así, en dos minutos... Aunque sería un placer discutir de todo eso contigo y con tiempo. Lo único que quería decir con esta canción es que, cuando se ve quien hace las leyes, para quien sirven, y a quien castigan, desobedecer puede ser totalmente legítimo... además de ser a veces la única manera de hacer cambiar las cosas.


Fugazi, en su película Instrument, hicieron una radiografía de lo que era el grupo, sus fans, la escena y el contexto general que les rodeaba. Vosotros en Tresna parece que os animáis con algo similar. ¿Tan difícil es encontrar algo auténtico en esta sociedad? ¿Y en la música?

R.R.: Sí que es difícil, hay mucha falta de originalidad y de personalidad tanto en la sociedad como en la música... es como si solo se pudiera elegir entre un puñado de modelos que nos dan. Es más fácil adoptar una pose definida y ya asimilada pero desde luego que eso no es auténtico...


Decís que la canción Munduari Kondenatuak (Condenados al mundo) esta inspirada en la película del francés Alain Resnais Mon Oncle D´Amerique y el nombre del grupo viene de la serie Arnold (Diff´rent Strokes). ¿Es el cine y el mundo audiovisual una importante fuente de inspiración a la hora de crear las letras? ¿Que películas o series nombraríais?

J.E.: Para decirte la verdad, el mundo audiovisual es muy anecdótico para mi. Vivo sin televisión desde hace más de 10 años, y no conozco ni una serie de las miles que salieron desde esa época... y no me hace falta, aunque a veces, el mundo entero parece hablar de eso... jejeje... El cine me gusta, pero tampoco soy un aficionado. El caso de munduari kondenatuak es otra cosa. Mire la película porque ya sabía que  aparecía en la peli el Profesor Laborit, gran especialista del  comportamiento humano, y quería conocer sus teorías. Ha sido una revelación para mi, y además me gustó la peli, con su dirección y su montaje tan peculiar. Hay que verla absolutamente...


Me acuerdo de la primera vez que os vi, fue en las txoznas de mi pueblo, allá por el 2008. Por aquel entonces erais un secreto a voces, uno de esos grupos que te decían que “tienes que ver”. No han pasado ni cinco años desde entonces y ya habéis llegado a tocar en festivales como el Azkena Rock Festival o en recintos como el BEC, amen de haber pisado las mejores salas de Euskal Herria. Se podría decir que, paso a paso, os estáis convirtiendo en referentes dentro del rock vasco. ¿Os sentís cómodos en este nuevo contexto? ¿Os lo esperabais?

R.R.: Bueno, en estos últimos años no hemos parado de tocar y tocar e intentar mejorar lo que hacemos y parece que esto ha dado sus frutos. Nos alegramos de ver que cada vez viene más gente a vernos y nos halaga que se hable de nosotros pero no nos sentimos como un referente... No nos esperábamos ver al público cantando nuestras nuevas canciones unos pocos días después de haber sacado el disco... esto nos anima a seguir nuestro camino dando lo mejor de nosotros mismos.


Algo que me parece curioso de vosotros es que habéis logrado cierta repercusión en el Estado Español pero parece que no sucede lo mismo con Francia. ¿A qué se debe esto? ¿Os resulta más difícil tocar en Toulouse que en Barcelona? ¿Está más presente Euskal Herria en España que en Francia (tanto musical como extramusicalmente)? ¿Es un impedimento el hecho de cantar en Euskera?

R.R.: Es posible que, cantando en euskera, sea más difícil entrar en los circuitos franceses que en los del estado español... En Francia lo “vasco” tiene connotaciones “folclóricas” pero igual no lo hemos intentado lo suficiente, no sé, habrá que seguir intentándolo!


¿Cuales son vuestros planes para este 2013?

R.R.: Seguiremos tocando y presentando “A ala B” y queremos salir a tocar más a menudo, tanto por el estado español como por Europa... y si se puede más lejos también! Tenemos un par de proyectos puntuales que ya saldrán a la luz en su  momento...

J.E.: También tenemos unas colaboraciones en marcha... andamos como siempre con miles de ideas...



No me gustaría terminar la entrevista sin nombrar la situación de iparralde. Vosotros contribuisteis al disco a favor del acercamiento de presos “Kantuz: Euskal Presoak Etxerat” donde queda palpable el buen estado de la escena musical en iparralde ya que es el reflejo del trabajo de once grupos diferentes. Del mismo modo, movimientos como el del colectivo Brah Brah, el del ya clásico festival Euskal Herria Zuzenean y la relativa fuerza de los gaztetxes hacen que desde fuera se vea la situación con relativo optimismo. ¿Este optimismo está justificado?

R.R.: No hay que olvidarse de que iparralde es muy pequeño y tiene pocos habitantes pero claro que hay gente y colectivos como los que citas que se mueven para sacar adelante proyectos interesantes.

J.E.: En Baiona también hay gente que trata mover las cosas, aunque sea mucho más difícil (la souche rock, le microscope, BGA, etc...). Después, en el mundo de la música también, con tanta prohibición, y tantas normas y reglas que respetar, la cosas van a cambiar en los próximos años... Seamos optimistas, y pensemos que será en el buen sentido!!


Muchas gracias por vuestro tiempo y que tengáis suerte de ahora en adelante

R.R.: gracias a vosotros y hasta pronto!
J.E.: Gracias, hasta muy pronto en un bolo...

 

Fotos: 2- Nagore Legarreta, 3- Jon Iraundegi