/Entrevistas///

entrevista con Traams

«Traams es sólo una mezcla de lo que nos gusta de verdad»
Traams son británicos y vienen de la mano de tres de las promotoras más destacadas de Madrid y Barcelona (Caleiah, La Castanya y Famélic) a presentar su debut discográfico "Grin", editado en Fat Cat Records. Su cantante, Stu Hopkins, nos resuelve algunas dudas.
Febrero, 2014
| por Ricardo

Contadnos primero acerca de la historia de la banda: formación, miembros…

Llevamos juntos desde el verano de 2011, Adam y yo estuvimos en una fiesta escuchando discos y “frikeando” sobre los mismos estilos y eso. Comenzamos como una banda de dos miembros pero entonces Leigh, que conocíamos los dos desde hacía años, se mudó de vuelta desde Leeds y se unió inmediatamente al bajo. Tuvo todo mucho más sentido como una banda de tres miembros.

 Así que vosotros venís de Chichester, en West Sussze. ¿Cómo es la escena musical allí en concreto y en el sur del Reino Unido?

Chichester está bien, es un sitio con mucha cultura. Todo el mundo anda metido en música y arte en general, tocando instrumentos y pintando… Pero hay muy pocas oportunidades de salir adelante con ello. No hay clubs, los pubs cierran pronto...No hay en realidad una “escena”, lo cual es una pena. Normalmente tienes que irte a Brighton o Londres.

Traams suena como muchas otras bandas o etiquetas pero al mismo tiempo hay una rica mezcla de ideas. Por ejemplo con esa mezcla de pop, punk, post-hardcore con algún que otro sonido progresivo. ¿Es esto el cruce de camino de vuestros gustos?

Es sólo una mezcla de lo que nos gusta de verdad. Generalmente todos estamos en torno a los mismos géneros musicales pero también tenemos favoritos distintos entre estos estilos. Así que cuando vamos a escribir música juntos todo viene de distinto lugar.

Volviendo a ese punto progresivo con partes largas instrumentales que tiene vuestro sonido, dentro de venir de otros estilos, ¿Cómo se compone en Traams? Parece que quizás andéis más metidos en improvisar y tocar en vivo que bandas de un estilo similar al vuestro.

Improvisamos un poco en vivo. Las canciones tienden a empezar con un ritmo de batería, un riff de guitarra o una melodía, y construimos todo desde ahí. Escribímos nuestras partes alrededor de eso, mostrando ideas al respecto. A veces lo mejor viene de solamente improvisar. Otras veces no. Tendemos a grabar todo, así podemos hacer uso de ello en el futuro, puede ayudar. La canción “Low” fue escrita en diez minutos, por ejemplo, hice el riff y todo el mundo se unió tal cual es ahora esa canción.



De todos modos, incluso hablando de que andáis metidos en un sonido bastante variado y con influencias variadas, el sonido de este disco de debut funciona muy bien como un todo. ¿Habéis puesto especial esfuerzo en que el disco funcione como un trabajo compacto o creéis que es sólo ha sido cuestión de juntar un montón de buenas canciones juntas?

Todas las canciones del disco fueron escrito durante el proceso durante aproximadamente un año. Así que, creo que si hay una cohesión en las canciones, la manera que suenan, la manera que fueron grabadas o el contenido de las letras. Cuando llegó el momento de poner todo lo grabado junto teníamos todas estas canciones para elegir y sólo las pusimos en el orden que nos gustaba. Lo que si hicimos con esfuerzo es que la cosa funcionase como un LP de dos caras. Eso era importante para nosotros.

Volvemos a las influencias, ¿Qué bandas diríais que son las más importantes en la carrera de Traams y por qué?

Estamos claramente influenciados por un montón de artistas. Hay referencias obvias como Television, Wire y todas las bandas de art punk y post punk. Creo que eso es obvio, pero también estamos metidos en Hip hop, techno, rock progresivo y americana, y montones de otros estilos. Todo tiene su parte. Dibujamos partiendo de cosas que nos gustan, y lo mezclamos todo. Cuando estamos juntos escuchamos mucho Death Grips, Smashing Pumpkins, Fugazi, Let’s Wrestle, Dr. Dre…

Esta semana tocáis en Madrid y Barcelona por primera vez, contadnos cómo es un concierto de Traams.

Es ruidoso y energético. No nos quedamos quietos.