/Entrevistas///

entrevista con Monte del Oso

«Para mi el indie rock no solo conlleva un estilo musical, si no lo más importante, actitud, y no me preocupa estar en el más profundo underground»
Edu Ugarte (Half Foot Outside, Muy Fellini) vuelve a la carga, y acompañado de Ion Minde y Luis Gómez se ha aventurado en un proyecto llamado Monte del Oso que bebe de todo el indie rock (de verdad) de los 80' y primeros 90'. Andan presentando su primer disco "Esto Tiene que Doler" allí donde los llaman y la cosa promete.

Lo primero quería resolver una duda. No me queda claro si el disco es homónimo, o el single, “Esto Tiene que Doler”, le da título. En vuestra página de Bandcamp parece que se titulase así, pero en otro lados lo denominan “Monte del Oso” a secas.

Pues el disco se llama "Esto tiene que doler" sí, como la primera canción… Nos gustó como quedó la letra de la canción, y sobre todo creo que identifica mucho la intención del grupo, de ahí que nos gustara con la idea que teníamos sobre la portada y como título.

 

Bien, pues aclarado esto, ¿dónde y cómo surge este proyecto? ¿Dónde se cruzan los caminos de Edu, Ion Minde (Kaskezur, Tirita) y Luis Go?mez?

La idea principal es mía (Edu) en el sentido de que quería hacer una banda tras la desaparición de Muy Fellini. Me llevó un tiempo encontrar a las personas indicadas pero creo que la espera mereció mucho la pena. Luis era amigo de hace muchos años pero la relación cogió muchísimo peso cuando Luis trabajó como mánager de Muy Fellini. Es la persona perfecta para estar en una banda, entre otras cosas, por pasión que pone en lo que hace. Es puro optimismo, muy trabajador y por supuesto, coincidimos mucho en lo musical y en la manera de hacer las cosas y entender la música. Lo de Ion fue más por casualidad pero sin duda encajó desde el primer día. A Ion le conocía más de vista y un día me llegó una solicitud de Facebook para que le diera a ‘me gusta’ a su nueva página de diseño de muebles, y ahí se me ocurrió decirle. Esa misma noche ya tuvimos el primer ensayo y nos fuimos a casa con 4 temas compuestos… Lo demás ha ido a la misma velocidad y 6 meses después ya teníamos nuestro primer disco grabado, dos conciertos hechos y varios temas descartados. 

 

¿Contando con un batería de tu trayectoría, Edu (Half Foot Outside, Muy Fellini), os ha sido un poco más sencillo dar los primeros pasos en el complicado mundo del indie rock patrio, o como todos los principios están siendo complicados?

Hablando en primera persona, creo que toda experiencia ayuda y desde la máxima humildad, no me considero un músico con peso pero si una persona que lleva 20 años ‘trabajando’ por y para la música, y supongo que eso ayuda a que haya cierta gente que te quiera montar un concierto o ayudar en promoción, etc… Pero sinceramente también, creo que si nosotros mismos no pensáramos que el grupo y el disco está bien, no lo intentaríamos sacar adelante, porque no serviría de nada… Al igual que ha habido canciones que hemos descartado, estas son las que hemos querido que nos representen y la gente pueda oir. Está todo muy complicado, hay muchísimas bandas girando sin parar, y eso hace que la gente pierda un poco de interés, pero nosotros hacemos lo que hemos hecho siempre, hacer una banda porque nos gusta y lo disfrutamos, y eso hace que poco a poco vayamos grabando, tocando, etc… y como siempre, todo lo que venga es bueno, si no, no tendría sentido seguir así.

 

El disco sale con Farmway Records que es un sello y agencia navarros que se ha dedicado más al campo de los Dj´s. ¿Cómo surge este acuerdo? Creo que también tu propio sello, Underhill, está también metido. Pensaba que se había disuelto hace ya años. ¿Cómo está ese tema?

Fermín es quien lleva Farmway y es amigo nuestro, y además, creemos que hace muy buen trabajo. Es una persona cercana en todos los sentidos, perfecta para lo que queremos. Él es Dj, por lo que mueve dj’s, pero también hace conciertos, eventos y lleva a varias bandas. Queríamos que estuviera con nosotros en esto y aceptó encantado. Lo de Underhill fue un poco casualidad, ya que cuando hablamos de que lo sacara Farmway me dijeron de que estaría guay que Underhill estuviera ahí, así que fue así de fácil. Oficialmente Underhill existe, pero creo que solo oficialmente… (risas).

 

Viendo que la grabación del disco también la habéis llevado a cabo en vuestra tierra en los Estudios Aberin (Navarra) con Iñaki Llarena y Leire Aranguren, se puede decir que confiáis mucho en cómo se están haciendo las cosas por allí. Para que irte a buscarlo fuera si lo tienes al alcance de la mano, ¿no?

Varios de los discos de Muy Fellini los hicimos con Iñaki Llarena y conectamos rápidamente con él. Es una persona que se involucra casi más que la propia banda y da gusto trabajar de esa manera. Leire fue un descubrimiento de Iñaki y por supuesto nuestro, y estamos seguros de que pronto se hablará mucho de ella también. Y además tenemos la suerte de que viven cerca nuestra, son amigos, así que la conexión es total. 

 

¿Y creéis que este tipo de sonidos atraviesan un buen momento a nivel nacional? A priori uno ve una gran hornada de bandas cercanas al género como Pingüino, Señores, Rollercoaster Kills, Ohios… luego  están The Bröntes que llevan más años; y ahora llegáis vosotros. Sin embargo, luego a la hora de la verdad cuesta ver que estos grupos se cuelen ni que sea dentro de la letra pequeña de los festivales, supuestamente, indies. Al final parece que es un género condenando al circuito de salas pequeñas, lo cual está genial por un lado, pero resulta bastante injusto por otro.

Yo creo que no están pasando su mejor momento en cuanto a calidad, aunque no en cuanto a difusión. Cuando hablas de Indie Rock la mayoría de la gente piensa que hablas de Vetusta Morla, Supersubmarina, Izal o si me apuras Amaral. Creo que nosotros, como todas las bandas que mencionas somos totalmente diferentes (me atrevería a decir incluso ‘opuestos’) a todos ellos… Para mi el Indie rock no solo conlleva un (amplio) estilo musical, si no lo más importante, actitud, que por otro lado también existe en otros estilos. Pero creemos que estilos o grupos similares al nuestro están en el más profundo underground y tampoco me preocupa. No me he lamentado nunca de ello y no lo voy a hacer ahora, ya que si estamos aquí es porque queremos sonar así y lo disfrutamos, y como siempre, bienvenido el que le guste, pero eso es totalmente ajeno a los propios grupos. 

 

Las referencias musicales más obvias son Bob Mould (ya sea en solitario, con Sugar, o incluso con los últimos Hüsker Dü), y en general todas esas bandas que viniendo del hardcore se fueron abrazando cada vez más al power pop y a las melodías luminosas. De algún modo, Edu, hay una vuelta a las guitarras más directas y a la distorsión después de tu paso por Muy Fellini, ¿te apetecía volver a una banda con un concepto más rockero?

Sí que podría verse así. Cuando propuse a Luis e Ion juntarnos a tocar,si que les mencioné a varios grupos como Mudhoney, Dinosaur Jr., Seaweed, Sonic Youth, Sugar… Creo que por eso hablé con ellos. Muy Fellini surgió como proyecto paralelo cuando aún estaba Half Foot Outside y por eso lo enfocamos con ese sonido ‘acústico’ y tranquilo, pero si que tenía gana de volver a tocar fuerte, con volumen e intensidad, que creo que es como más me gusta tocar. 

Aparte de las habituales temáticas amorosas o sobre amistad, también hay brotes rabiosos y sutilmente reivindicativos. Supongo que de algún modo es inevitable que se filtre algo del descontento social que vive este país cuando uno escribe letras para canciones de rock, pero vosotros lo enfocáis más hacia el terreno personal de uno mismo. ¿Qué os parece esa corriente de opinión que cada vez parece crecer más, y que aboga por que la música independiente sea más explícitamente política?

Nos parece bien y las corrientes de opinión nos interesan como reflejo de un determinado contexto politico-social, pero intentamos hacer las cosas a nuestra manera. En nuestro caso abogamos más porque nuestra actitud como banda hable por nosotros. Autoeditamos nuestros discos, que es el reflejo más evidente de una forma de hacer las cosas. Somos muy partidarios del hazlo tú mismo y sobre todo del piensa por ti mismo. Nos interesan más los músicos que eran explícitamente políticos cuando nadie lo era y los que aparentemente no lo son tanto hoy en día, ahora que parece que todos quieren serlo. Una persona que, en la medida de lo posible, piensa por si misma, es lo más explícitamente político que pueda existir.

 

Tras varias escuchas del disco no termino de tener claro si es un disco optimista, o si me deja un poso tristón y amargo (en el buen sentido Pop de la palabra). Como si hubiese muchas dinámicas diferentes, y por momentos se convirtiese en una montaña rusa de sensaciones. ¿Tenéis esa sensación vosotros también?

Pues no sabríamos decirte, para nosotros es un disco realista. Son letras personales y explicitas; la vida es alegre a veces y triste otras. No tenemos capacidad poética para decir las cosas de otra manera, y por una parte esto nos interesa porque nos consideramos gente normal haciendo música. Y las letras salen en días diferentes claro, no es una novela por capítulos. Un día triste, una letra triste y viceversa.

 

Apenas lleváis unos días presentando el disco, ¿cómo fue la presentación en casa el día 30 de abril, y cómo se presenta de fechas la primavera y el verano?

Todo es muy reciente aún pero estamos contentos. No tenemos ningún tipo de objetivo más allá de poder hacer algunos conciertos y disfrutar en nuestra compañía. Creemos que es la mejor manera además de que lo que tenga que venir sea bueno. Tenemos unas cuantas fechas y seguimos ensayando, componiendo y preparando nuevas canciones, por lo que no creo que tardemos mucho en volver a grabar un nuevo disco. 

 

Nos vemos en el Wurlitzer madrileño el próximo día 8. ¡Gracias!

Será un placer, ¡gracias a ti!