/Entrevistas///

entrevista con Fuentes, Eric

«Mi grupo de folk favorito es Bad Religion»
Eric Fuentes no para ni un segundo y meses después de publicar un disco en solitario, ahora vuelve a arremeternos con su banda, El Mal, en una actuación que tendrá lugar este sábado en el Fotomatón madrileño capitaneando una nueva edición de las Screamin Partys.
Diciembre, 2013
| por Ricardo

Este año viniste en formato acústico a presentar “Copper and Gold” y ahora regresas con El Mal. ¿Que novedades traes para este concierto de la Screamin Party?

Más o menos finiquitada la campaña de "Copper & Gold" pensé que era buena idea volver a poner en marcha la banda eléctrica. Se aproxima mi próximo lanzamiento discográfico, que en algunos aspectos significa una vuelta al espíritu de banda de The Unfinished Sympathy y tiene cierta continuidad con el disco de "El Mal", así que para cuando llegue la ocasión quiero tener la banda en forma y con algunos temas nuevos bien engrasados, como algunos de los que tocaremos en primicia en el Fotomatón.

 

Hablábamos de ese disco íntimo que es “Copper and Gold”, ¿por qué vino ese cambio? Las giras deben ser más sencillas suponemos.

Exactamente, siempre he defendido que en la música, supongo que como en otros artes, la vertiente más espiritual, intangible, creativa, puramente artística es tan importante como la vertiente más prosaica, la que tiene que ver con el oficio, con las herramientas, con la logística. En este sentido, quise que la logística guiara la parte artística; la facilidad de tocar en formato acústico ha sido mayor los últimos años, con el boom del folk, el ukelele y el "pequeñismo", y por esa razón hemos ideado un formato pequeño, aunque sin nada en absoluto que ver con el folk, género que no me gusta demasiado. Mi grupo de folk favorito es Bad Religion.

 

Del mismo modo ahora volviendo a tocar con El Mal y a componer. ¿Cómo se distinguen las canciones para un sonido o para otro? Igual con el idioma, ya que ahora parece que andas mezclando sin complejos catalán e inglés.

Es un misterio incluso para mi. La canción más conocida que hice con The Unfinished Sympathy es "Spin in the rye", un tema de indie-rock movido, cercano al dance-rock, ágil y algo gritón; pues bien, cuando la compuse era una marcha fúnebre, exactamente los mismos acordes y melodías pero con la languidez pesadumbrosa del "Atmosphere" de Joy Division. Y en algun momento decidí que me gustaba más con el tempo alto y algo de síncope. Hay un punto de imprevisibilidad en esto y, como tu bien dices, tambien en las letras ("Kickstart my hopes" del disco de El Mal era originariamente en Catalán), que me fascina porque no lo puedo controlar, no puedo garantizar nunca como acabará sonando nada de lo que en un momento determinado componga.

 

Curiosamente en esta gira pasada funcionaban muy bien las dos versiones que hiciste, muy dispares entre sí: Bad Religion y Frank Sinatra. ¿Con el Mal habrá versiones para así paliar que no tenéis muchas canciones?

Acabamos de acabar la mezcla de 30 canciones nuevas. Hay versiones, pero no por falta de material. Con El Mal Menor también versionamos a Misfits, y hace un tiempo tocábamos siempre una versión de Iron Maiden que a la gente le gustaba mucho.

 

Durante toda tu carrera has ido pasando por varios palos: desde ese debut algo ochentero, el primer disco de Eric Fuentes & El Mal muy en la línea de The Unfinished Sympathy, luego este disco minimalista… ¿Resume un poco tu bagaje musical o son simplemente cosas que van pasando durante las composiciones?

Tengo gustos dispares en cuanto a estilos, pero no tanto en cuanto a gusto armónico y cadencia rítmica. En general, algo lento tiene que ser extremadamente intenso para que me someta. Y, analizando las estructuras armónicas de los grupos y canciones que me gustan, hay una paleta bastante limitada: las escalas menores en general, las que utiliza el flamenco, el metal, el emo o el house me fascinan, supongo que me sirven de catarsis para mis tendencias románticas. Las escalas mayores, el blues, la psicodelia y el soul me dejan más frío, aunque me interesen por otros motivos.

 

Hace poco además reeditaste “Descarrilant”. ¿Que se te pasa por la cabeza cuando escuchas este trabajo tantos años después?

Me alegro de haber tenido la suerte de poder darle continuidad vía Unfinished o mis otros discos en solitario. Es un disco en el que hago lo de siempre, lo que más o menos sé hacer, pero en un momento de mi vida en que tenía muchísimo más que aprender que demostrar.

 

Ahora que acabamos año aprovechamos siempre para preguntaros por qué trabajos discográficos han gustado más. ¿Tus favoritos?

2012 me pareció una mejor cosecha que este año; quizá el disco más universal que me haya gustado es el de Daft Punk, pero también me ha gustado bastante "Youth" de Citizen, "White Women" de Chromeo, "Sunbather" de Deafheaven, y me ha alegrado la publicación de "Crimson/Red" de Prefab Sprout aunque no es nada del otro mundo. Todavía solo he escuchado algunos temas, pero el disco póstumo de Surfin' Sirles seguro que se convertirá en uno de mis favoritos. Pero, sin duda, el impacto más grande que he recibido este 2013 ha sido King Krule; lo vi en directo en Liverpool presentando "6 Feet Beneath the Moon" y me pareció el cantante con más magnetismo que he visto en años.