/Entrevistas///

entrevista con Dulce Pájara de Juventud

«Que no se nos pueda etiquetar fácilmente es uno de las mejores elogios que nos han dado»
Los chicos de Dulce Pájara de Juventud no se han andado con tonterías con su segundo trabajo discográfico, abandonando la inmediatez épica y guitarrera de su disco de debut para profundizar en sonidos densos, intimistas y sobre todo muy valientes. Ricard nos cuenta sobre todo lo que esconde este cambio.
| por Ricardo

Inequívocamente, algo ha cambiado en Dulce Pájara de Juventud con este segundo trabajo, "Triumph". ¿Qué ocurrió pues entre vuestro debut y la realización de las primeras canciones de este trabajo para este cambio de sonido?

A fin de cuentas es un detonante temporal. Gran parte de las canciones del primer LP partían de ideas adolescentes - no sólo compositivas, si no también conceptuales y de forma - . Muchas de estas melodías se habían compuesto a los 15 años. Por decirlo de alguna manera, aquél primer álbum se fue nutriendo de todas las experiencias de esa época  hasta el mismo año de su grabación.  Y es así que se puede intuir aquella amalgama de emociones tan intensas como contradictorias. No hace mucho volví a ponerme el disco de pé a pá y la distancia me permitió apreciarlo en su medida. Poco después de darle forma. Junior - Mi perro de infancia - murió. Mi amor de adolescencia dejó de formar parte de mi vida... A fin de cuentas, aquél mundo ya no existía. De un día para otro parecía haberse desvanecido - como si al haberlo condensado todo en aquél disco se hubiera podido borrar de la faz de la tierra -.  

En el momento que se materializó el primer disco, empezó a gestarse “Triumph”.
 
La composición de este disco parece ser algo verdaderamente mastodóntico (“Freak In Tales” es quizás el mejor ejemplo). Contadnos sobre cómo surge un disco tan denso en cuanto a canciones que se alargan, sonidos que sirven de puente, arreglos muy elaborados…

En un principio surgió la idea de contar lo que venía después del primer álbum. Muchas veces surgen así algunos proyectos: una idea aparentemente absurda. Una especie de Divina Comedia canina en honor a Junior. Esto, aunque parezca ridículo, brindó lo que sería la idea básica de “Triumph”: el triunfo de un final. Y sus consecuencias. Ya sea a escala pequeña o términos metafísicos aquello era lo que me inspiraba y ni el tono, ni las formas podían ser las mismas que con el primer largo. Algo se había asentado para quedarse y aquello era solemne y oscuro, como un feísmo eterno... una sensación que luego supe comparar al concepto post-romántico de la belleza a contraposición.

El caso es que si bien la música clásica ya había tenido un papel importante en la factura de la mayoría de canciones anteriores, no fue hasta este momento que esta acaparó gran parte de mi vida. Prácticamente dejé de escuchar la música "actual" o “moderna” si es que estos son los términos adecuados. Y por osmosis, aquello fue convirtiéndose en la manera de enfocar la composición de “Triumph”.



¿Cuánto tiempo os ha tomado en total todo el desarrollo y grabación del disco?
La grabación fueron 2 semanas de estudio toda la banda. Luego el resto del trabajo  se fue alargando unos meses - contando arreglos, post-producción, mezcla y masterización -.

Sin duda que es un trabajo que ha de funcionar como un todo, ¿verdad? Da la impresión que para hacer un disco así, hay que tener una idea muy pensada desde casa...

 “Triumph” empieza con el fin de algo y acaba, paradójicamente, en el el mismo lugar de partida. Sin embargo, algo ha cambiado. Algo que nunca volverá a encenderse, y ya sólo nos queda la vieja luz de aquella estrella lejana.

En mi caso fue una persona maravillosa a la que le debo gran parte de la inspiración para este disco.

Es inevitable pensar que para llevar los temas al directo lo vais a tener complicado, algo que hacíais de manera sensacional en vuestro disco de debut. ¿Cómo va a ir la cosa?

Seguramente se pondrá de manifiesto la parte más visceral de las canciones. Y eso, en mi opinión, es lo que hace tan interesantes los directos de una banda.  Será una buena oportunidad para ver con otra perspectiva  "Triumph". Y cómo en el circo, el morbo del trapecista sin red.

Habéis cambiado de batería durante el proceso, fichando al omnipresente Victor García (ex-Ghouls N Ghosts y técnico de sonido en Ultramarinos Costa Brava) ¿Cómo ha influido el fichaje de Víctor a la batería en el resultado final de "Triumph"? ¿Que ha aportado como técnico de sonido que es además?

Ha sido imprescindible. No sólo fue LA respuesta al momento más crítico de la banda - no teníamos batería ni tan siquiera la mitad del disco se había puesto en común .   - si no que su incorporación vino en forma de réplica. De buenos baterías encontrarás a patadas pero son muy pocos los que pueden presumir de un perfil creativo, innovador y profesional como el de Victor. Es un milagro que coincidiéramos en este momento del camino.

Si echáis la vista atrás a vuestro disco de debut, ¿Cómo os sentís? ¿Os reconocéis a vosotros mismos?

En mi caso me reconozco mejor que antes. Lo suficiente como para saber dónde acaba aquella etapa. Supongo que al resto le ocurre lo mismo porque en esta transición nos hemos entendido muy bien. Ha sido un proceso natural.

Todos esos parecidos musicales que mencionábamos en vuestro debut (desde Pixies a Fang Island) se fueron aquí para dar entrada a una versión mucho más madura. Si hay algo que podemos destacar de vosotros es vuestra valentía a la hora de haber profundizado tanto en vuestro sonido hasta hacerlo verdaderamente personal. ¿Os estáis encontrando con que verdaderamente a los críticos y el público les está costando enmarcaros en un estilo o unas bandas similares? Porque, honestamente, me cuesta mucho sacar "a que suena" este disco de manera fácil... Lo cual es bueno.

Es divertido entorpecer la acomodada tarea del etiquetaje. Precisamente uno de los comentarios negativos que recibimos del disco es que no se nos podía etiquetar...
Siendo este uno de las mejores elogios que nos podrían haber dado.



Si hay algo que se mantiene desde la primera vez que os escuchamos es ese regusto especial por las melodías y armonías vocales. De hecho, en temas como "Lapidation" o "Dark" desde un punto de vista hasta más power pop que os sienta fenomenal. ¿Cómo componéis las canciones y como de importantes son esas melodías durante el proceso?

Es curioso porque muchos de los fraseos “principales”  surgieron en momentos con poca predisposición melódica y los más elaborados, acabaron deviniendo unos idóneos actores de reparto. Viniendo a demostrar que hay algo equívoco en la presunta redondez que ha de tener un buen tema.  Nuestras melodías sufren una extensa criba dónde prima el color, el tono, la economía tímbrica y estructural, y en definitiva el motivo del álbum. Y uno de les requisitos básicos es la falta de compasión con las propias ideas. Esa línea musical a veces sugiere una dirección y al final acaba siendo accesoria o incluso omitida. Luego alguien aporta otro fraseo que parece virar la dirección de la pieza y ¡pam!, descubres la auténtica personalidad de todo aquello. No se. En definitiva, lo importante es saber prescindir de tu mejor melodía.

Volviendo a vuestros conciertos, ¿cómo se presenta el la agenda de la banda estos días?

Poco a poco están saliendo conciertos y se está configurando algo con cara y ojos. Cosa difícil en este país.  Hay que tener en cuenta que todos los miembros de la banda tenemos trabajos paralelos, con jornadas laborales completas que realmente acaparan gran parte de nuestro horario semanal. La tarea de management en países como el nuestro no resulta algo fácil.

Luego sois una de las bandas que estará en Primavera Sound. Sin duda que sois una de las bandas locales que mejor encaja con esa idea de festival, sobre todo con este arriesgado "Triumph". ¿Como se presenta uno en un festival así, no ya sólo por la cantidad de público, sino también por un tipo de público a priori más sediento de conocer bandas nuevas?

Es nuestro Disneyland Paris.

Estamos ya en marzo, pero ¿que discos son vuestros favoritos del año que dejamos? ¿Alguno que  verdaderamente creéis que ha podido influenciar la composición de este "Triumph"?

Flying Lotus “You’re dead”, The war on drugs “Lost in dream”, Mac DeMarco “Salad Days”, Ty Segall “Manipulator”, Ought “ Moret than any day”... Los Swans... 

Aunque no han podido influenciar en la factura de este último disco ¡porque ya estaba perfilado de mucho antes!

Estaremos muy atentos a lo último de Delfín hasta el fin.

Dulce Pájara de Juventud estará actuando el próximo sábado 7 de marzo en la sala Siroco de Madrid junto a Wild Animals (power-pop/punk con miembros de Enoch Ardon, Allfits y Jamie 4 President). Puedes adquirir las entradas aquí. Nos vemos pues en Siroco, en la presentación de “Triumph”.

Además, podéis ver el nuevo vídeo de la banda para "Manantial" desde este enlace.