/Entrevistas///

entrevista con Dengue Fever

«Las canciones son como hongos, partiendo de una pequeña espora»
Para cuando esto se publica Dengue Fever ya han actuado en el festival Barcelona Acció Musical. Sin duda, su imaginativa combinación de rock y música del sudeste asiático es una de las propuestas más únicas que se han llevado a cabo en los últimos quince años.
| por Ricardo

Dengue Fever no son técnicamente de Camboya, pero como si lo fueran contando al frente con una vocalista oriunda de allí y con una influencia clara del rock de los sesenta del sudeste asiático. La banda de San Francisco cumple ya doce años desde su debut en forma de LP, y nos visitaron durante la celebración de las fiestas de la Mercé de Barcelona dentro del cartel del festival Barcelona Acció Musical. Ya hablamos con ellos en el año 2008, pero ahora volvemos a juntarnos virtualmente con su cabeza pensante, Zac Holtzman.

El barbudo guitarrista nos saluda desde Francia “Ahora mismo estamos en Lyon, haciendo la prueba de sonido”. Acaban de iniciar  la gira de presentación de su nuevo disco “The Deepest Lake”, pasando en apenas ocho días de dar un concierto cerca de Boston hasta el que nos ocupa ya en el sur de Europa (previo paso por Amsterdam, Tilburg y Paris). “Está yendo genial. Anoche hicimos un sudoroso sold-out en Paris. Hoy hemos tenido un bonito camino hasta Lyon”. Naturalmente la vida en carretera da poco tiempo para el descanso y para el turismo. “Me habría gustado haber tenido tiempo para cruzar campo a través, había traído mi mascara y tubo de buzo, espero que podamos hacer algo de buceo. En Barcelona seguramente sólo nos dará tiempo a tocar y meternos en la furgoneta”.



Directamente pasamos a comentar con él sobre su quinto trabajo de estudio, tras un “Cannibal Courtship” editado en 2011 que les abrió las puertas de un público más genérico. Si su cantante Chhom Nimol comenzó cantando en jemer (lengua oficial del Reino de Camboya), con el paso de los álbumes se pasó al inglés. Ahora, con “The Deepest Lake” parecen decididos a volver a esa seña de identidad de Dengue Fever. “En este caso las letras las canta Nimol en jemer. Hay poca cosa en inglés. Pero lo de en qué idioma cantar no es algo que planeemos, simplemente es algo que aparece de esa manera. Particularmente me congratula que guste cuando Nimol canta en su lengua nativa”.

Al meternos de lleno a comentar la temática del disco, ya que las letras son imposibles de entender para el español medio, sacamos en claro que la temática es diversa. “Es mucho mejor hablar canción por canción desde el punto de vista de la temática. Por ejemplo, “Ghost Voice” es una canción que trata sobre el espíritu del artista Mike Kelly, que se llevó su propia vida. Su fantasma apareció y le dio un mensaje a alguien que conocemos”.

La grabación de este trabajo, ha sido producido por ellos y editado enteramente a través de su sello Tuk Tuk Records, sobre el papel puede sonar algo trabajoso. “Nosotros grabamos de manera muy libre, algo así como construyendo. Alguno aparecemos por el estudio y grabando algunas parte, otros miembros venían en otros ratos. Nunca tuvimos una fórmula para esto de escribir. Al final las canciones son como hongos, parten de una pequeña espora y luego con un poco de amor y magia explosionan para existir”. Supongo que parte de esa magia de la que Zac habla viene fruto de los años que llevan juntos, ya que no han cambiado sus miembros desde sus inicios. “Me siento muy afortunado de que hayamos seguido dándolo todo juntos. Creo que es sobre todo porque nos hemos convertido en íntimos y sabemos perfectamente nuestros puntos fuertes y débiles”. Y es que Dengue Fever ya ha trascendido mucho más allá de ser “la banda esa que hace rock camboyano”.

Suponemos, para bien y para mal encajan en ese amplio abanico que hay entre la world music y el pop psicodélico. “Si, eso que dices es cierto. Pero cuando la gente pregunta “que estilo de música hacéis?”, yo contesto que nuestra cantante es camboyana y que nosotros tocamos lo que nos da la gana”. De todos modos, la relación que les une a Camboya parece que sigue siendo del más absoluto enamoramiento, y no sólo por la presencia de Chhom Nimol.  “La relación con Camboya sigue siendo genial. Estamos intentando volver por allí en Enero del año que viene. Todavía sigo enamorado los instrumentos tradicionales camboyanos, siento que de verdad hay toneladas de ideas que pueden venir de ellos”.



Antes de volver a retomar el tema de la gira europea, Zac nos habló sobre su interesantísima antigua formación Dieselhed, una suerte de folk bizarro en la que compartía banda con Virgil Shaw y miembros de Mr. Bungle, Camper Van Betthoven y Psychefunkapus. “Virgil Shaw sigue haciendo música sólo. No hemos hablado de reunirnos, ¡Pero me encantaría! Me junté hace un tiempo con Sean (el guitarrista de Dieselhed) y estuvimos tocando algo de música juntos”. Volvemos a la carretera y el guitarrista nos vuelve a hablar de alguno de sus últimos encuentros en el camino, pero primero con lo que pasa al otro lado del océano. “Tocamos en el festival Burger Records que son gente guay, y estuvo bastante bien. Su festival tuvo el mejor cartel (pero no la mejor localización, puesto que era básicamente un parking). También he de decir que acabamos de ver una gran banda de Colombia llamada Los Pirañas y una banda llamada Sun Araw. ¡Ambas geniales!”.

Pero lo que nos importaba era su regreso a Europa, a España y a la ciudad de Barcelona. “Parece que la banda va teniendo reconocimiento en Europa, no hemos estado por aquí desde hace unos pocos años, pero los conciertos están yendo genial. La última vez en Barcelona fue muy divertido y en Bilbao lo pasamos bien, pero quizás el concierto no fue tan memorable. Recuerdo que había una piscina encima de nuestras cabezas…”. Para cerrar, el simpático Zac nos comenta sus preferencias en música española. “Me gusta mucho escuchar la guitarra Española y música de corte más clásica como puede ser Andrés Segovia. Me es imposible tocar como así pero aun así puedo disfrutar escuchándola, ¿verdad?”.