/Entrevistas///

entrevista con Betunizer

«Es prácticamente imposible subsistir de la música, pero sí que hay una red más o menos amplia y madura de gente que se ayuda»
Betunizer son culos inquietos, y si no lo demostrasen con la multitud de otros proyectos en los que andan metidos, han vuelto a reunirse para crear su cuarto Lp juntos. "Enciende Tu Lomo" espera volver a menear los cuerpos de todo aquel que se preste a los ritmos calientes. Hablamos de todo un poco con Marcos Junquera.

Lo primero preguntaros cómo fue vuestra presentación del disco en vuestra ciudad, Valencia, el pasado día 31 de octubre. Esta vez no pudimos asistir, pero en la primera edición del Festunizer alucinamos bastante por un lado con la camaradería que se respiraba en el evento, y por otro con el tremendo nivel mostrado allí. ¿Con qué os quedáis de esta edición?

Pues muy bien otra vez, cero problemas, bolazos todos, y un megafieston con muchísimos amigos. La verdad es que fue un día muy especial y yo creo que con lo que nos podemos quedar es con la seguridad de que cuando haces cosas con amigos nada puede fallar. Es lo que los Za! dirían que es “el mundo estrella”.

 

Para este “Enciende Tu Lomo” no habéis contado por primera vez con Santi García para la producción, encargándoos de este tema vosotros mismos bajo el mando de Pablo Peiró (bajista del grupo). ¿Cómo llegasteis a tomar esta decisión después de tanto tiempo trabajando con Santi? Y una vez puestos manos a la obra, ¿cómo ha sido el proceso? ¿Habéis notado mucho cambio respecto de anteriores producciones de Betunizer?

El cambio fue motivado más por cuestiones organizativas que por otra cosa. Jose ha tenido un año megaocupado entre Jupiter Lion y Cuello, y Peiró con el estudio está a tope también. Yo me tiré mil años de gira, entre Dorian Wood, mi curro de tour manager y tocar con Ora Cogan, etc... No llevábamos los temas tan rodados como en otros discos, así que decidimos hacerlo con más calma. Por otro lado, al tener el estudio Pei, era como un paso muy natural hacerlo allí. En cuanto a la producción, ha sido muy diferente, hemos grabado por pistas por vez primera, hemos metido y descartado más arreglos. Es un sonido que con sus virtudes y fallos es por primera vez nuestra visión de qué es Betunizer.

 

Parece que con cada disco tendéis a hacer composiciones más largas. Fijándonos un poco se observa que en el debut la media era de dos minutos y pico por tema, en el segundo la cosa subía a tres y algo, y ya en "Gran Veta" ninguna bajaba de tres minutos habiendo bastantes que sobrepasaban los cuatro minutos. En este, pese a que "Con La Pájara en los Talones"  sigue una línea más kamikaze y sirve como excepción, encontramos varios temas de cinco y seis minutos. ¿Creéis que esto puede deberse a que cada vez os coméis más el coco cuando componéis?

No, la verdad es que no, es simplemente que los temas salen así. “La Pájara” es un buen ejemplo, ese tema salió de golpe en una tarde y ya vimos que debía ser así. Igual el siguiente son temas de un minuto, a saber...

 

Además, desde la mirada digamos de hardcore ruidoso y matemático del debut, la cosa se ha ido sofisticando. Sobre todo los últimos temas de los últimos discos lo ilustran bien. Si “El Ritmo que tú Tienes” fue la que cerraba “Gran Veta” haciendo gala de una mayor complejidad melódica, ahora es en “Disfrutar es Ir con Todo” donde parece que echáis el resto en ese sentido. ¿Es esto casualidad?

Si, totalmente, no hablamos de lo que queremos hacer o no hacer, sale solo. Por ejemplo, “El Ritmo que tú Tienes” para nosotros no es ni un tema, es un cierre para el disco y jamás la hemos tocado en directo (una vez solo, creo recordar). Era como una idea que estaba por ahí y la metimos en el disco, pero ya te digo que la ensayamos un par de veces y ciao. Luego resultó que es de lo que más gustó del "Gran Veta" y ni la tocamos (risas).

 

Siempre habéis sido una banda muy dispuesta a girar allá donde os llamasen (más de 350 conciertos desde que comenzasteis, seis giras europeas, habéis participado en el SXSW…), pero lo de esta vez, con más de un mes fuera por países que van de Alemania a Irlanda, y cerca de 30 fechas ¿es probablemente vuestra gira europea más ambiciosa?

Es la más larga que hemos hecho, pero bueno para nosotros es una más, está hecha con los mismos medios y de la misma manera, así que no es ni más ni menos ambiciosa. La montamos alrededor de las fechas de Irlanda, que es un país nuevo para nosotros. Pero no es que sea más ambiciosa, es simplemente que una vez que sales a Europa hay que tratar de hacer la máxima faena posible

 

De hecho Betunizer vivís un poco en gira continua ¿no? Por ejemplo ya en marzo de este año un compañero de la redacción tuvo la oportunidad de veros en Bilbao y el repertorio ya se basaba mucho en temas que han formado parte del nuevo disco, aún no habiendo pasado demasiado desde el anterior. ¿Sois un poco como Swans en ese sentido, que os gusta tocar temas nuevos en cuanto los tenéis, aunque no sigan los ritmos de edición?

Sí, vamos tocando el material nuevo que vamos teniendo, siempre ha sido así, por no aburrirnos de tocar todo el rato lo mismo y rodar al máximo las ideas que vamos sacando.

Vuestros títulos de canciones suelen responder desde siempre a mofas y bromas internas, o a veces a otras más evidentes, pero ¿nos podríais explicar alguno de los de este disco? Con el que más os hayáis descojonado al ponérselo, por ejemplo.

Los títulos del disco los decidimos un día en el coche a última hora antes de enviar a fábrica el disco. Muchas veces es lo que tú dices, simples bromas internas, pero de este disco me flipa la de “Di No y Todo Será Tuyo” (risas). Es una frase que le leí en Facebook al puto Xose de Cuchillo de Fuego. Decía que era de un escritor ruso o no sé qué, y luego resultó que era una mongolada que se había inventado, el escritor no existía y la frase era suya. Puto Xose, vaya jefe.

 

El disco abre con un tema llamado “Camilo José Shellac”. Siendo Shellac la típica influencia que a veces os han sacado simplemente por ser disonantes, supongo que es una forma de, años después, bromear sobre ese cliché, ¿no?

(risas). Es ya psicodélico lo de Shellac... y aquí estamos, hablando de Shellac (risas). Nos ha salido el tiro por la culata.

 

El tema de las letras siempre ha sido un punto destacable de Betunizer, al menos tanto como el ruido y el ritmo. Supongo que para muchos oyentes quedan en anécdotas, pero ¿se tratan temas serios en Betunizer?

Jose es muy críptico con sus letras. Para él, evidentemente, tienen un sentido, pero nunca te va a dar una pista clara, siempre son asociaciones de ideas, frases sugerentes. El resto ya se lo tiene que imaginar el que escucha.

 

Estrategia lo capto!, La Orquesta del Caballo Ganador, Ciudadano, Balano, Mentat, Los Masticantes, Rastrejo, A Veces Ciclo?n,  Zener, Jupiter Lion, Cuello, A Veces Ciclo?n o Alberto Montero… todos ellos son nombres de proyectos que en algún momento han estado ligados a vosotros. ¿De dónde viene esa necesidad de movimiento constante? ¿Tiene que ver con la lucha que supone el vivir de ser músico en este país, o más bien con que sois unos culos inquietos?

Un poco de todo, pero más lo segundo. En mi caso me gusta tocar en diferentes contextos y, por ejemplo, disfruto mucho tocando lo más suave y lento que pueda. Con A Veces Ciclón hemos llegado a estar a punto del coma. Luego, pues me flipa tocar con Alberto, que es un escritor de canciones buenísimo. Jose siempre ha flipado con los Ramones o Weezer, imagino que le apetecía tener algo como Cuello. Es inquietud en primer lugar, si.

 

Empezáis a tener ya una base de canciones muy seria y pese a que se podría decir que sois más una banda de cierto sonido y propuesta que de canciones por separado, estamos seguros de que hay temas que han calado y que la gente pide como “Teniente Corrupto” o “Cedric Ceballos” que no siempre pueden caber en los setlists. ¿Cómo afrontáis el tema del repertorio en esta gira?

Tocaremos todo el disco nuevo y 4-5 temas viejos. Queremos recuperar algunas canciones que hace tiempo no tocamos como “Brascada Boulevard” o “Rave en la Chateau”. Pero tocaremos todo el “Enciende Tu Lomo”.

 

¿Qué os parece que bandas emergentes como por ejemplo los murcianos Perro, os citen como una de sus influencias principales? ¿Realmente palpáis en el panorama indie rock y post hardcore vuestra influencia en otras bandas?

Pues me encanta, pero no notamos que hayamos influido a nadie. Si alguien se queda con algo nuestro pues es el mejor halago que te pueden hacer, la verdad.

 

Recordando una entrevista que hicimos a Nueva Vulcano poco después del Festunizer de 2013, se me viene a la cabeza una cita de Artur Estrada en la que emocionado por lo vivido en Valencia un par de meses antes, y analizando un poco el panorama general del indie nacional, decía textualmente: Podría decirse que “ESTAMOS ANTE UN MOMENTO DE MADUREZ DEL UNDERGROUND ESTATAL”. Ya tenemos titular. ¿Estáis de acuerdo con él? ¿Creéis que poco a poco se ha logrado una base para que los grupos que hacen las cosas de manera diferente puedan tenerlo más fácil para subsistir?

No (risas). Es muy, muy, muy difícil subsistir, por no decir prácticamente imposible. Lo que sí que hay es una red más o menos amplia de gente que se ayuda. Y que estamos más maduritos, sí.

 

Y para finalizar, teniendo en cuenta que los tres sois personas muy metidas en el mundillo musical actual con sellos, estudios de grabación o participando en giras de otras bandas. ¿Qué propuestas os han llegado más en los últimos meses? Algo que de verdad os haya volado y os apetezca contar y recomendar.

Pues unos chavalines de Santiago que se llaman Vozzyow. La hostia puta, mucho level. Y a mí personalmente el nuevo disco de Jupiter Jon. Pfffff flipas.