/Crónicas///

Crónica: Veranos De La Villa - Madrid (07/07/2009)

07/07/2009, Madrid
8.3
9
E. Puerta del Angel, Lleno
Precio: 48€ 43€ 40€ 35€

¡Qué duro eso de tener que verse un concierto de Kool & The Gang sentado! ¿A quién se le ocurre permanecer pasivo en esas sillas cuando un terremoto de música disco hacía temblar los andamios del graderío del Escenario Puerta Del Ángel? No vamos a culpar a la organización de Los Veranos De La Villa de ello, que el recinto es perfecto para la mayoría de actuaciones (Lou Reed o Burt Bacharach en dicho local promete ser perfecto) pero para actuaciones como la de los funk-discotequeros de Kool y su banda solo merma el inicio de un concierto hecho para bailar (como va a pasar con los Funk Brothers y Tito Jackson).

Al final del show, tras un final esperado con "Celebration" la gente pedía mucho más con jolgorio, a pesar de que ya habían dado la hora y veinte esperada. La razón de ese alboroto es que el publico madrileño tardó demasiado en despertar, ponerse en pie y bailar un poco. Y eso que los primeros compases del concierto tuvieron una cantidad de hits como para poner patas arriba aquello: "Too Hot", "Fresh", "Joanna"... Sin excusas, pero eso si, sonando tan nítidos como carentes de potencia.

La tendencia cambió mucho cuando el bajo de Kool sonó tan alto como merecía, justo coincidiendo con una perfecta "Hollywood Swingin'", que dedicaron a Michael Jackson, muy bien defendida por su hermano Ronald Bell (ejerciendo de frontman) y por el trombonista de la banda. Las trompetas brillaron igualmente en "Jungle Boogie" para luego no perder el tiempo y enlazar bien piezas algo diversas: su contribución a Fiebre Del Sabado Noche con "Open Sesame", su parte jazz con "Summer Madness" y la melancólica "Cherish".
Con este tema ya habían conseguido que la gente cantara como una banda así merece, pero por sorpresa fue el reggae de "Let's Go Dancing (Ooh, La, La, La)" la que terminó poniendo en pie a todo el mundo (¡al unísono!) Después, coser y cantar entrelazando "Ladies Night" y el final con una potentísima y macarra "Get Down On It" que no dejó a nadie quieto. Como bis solo tuvimos la esperada "Celebration", y un solo de batería previo de Brown.

Como comentamos antes, un concierto que no cojeo en absoluto en cuanto a setlist (puro grandes éxitos, pasando del lamentable "Still Kool"), sonido y actitud de la banda, pero que tuvo una respuesta del otro lado tardía: hay que bailar antes de arrepentirse.