/Crónicas///

Crónica: Tigres Leones - Madrid (18/11/2011)

18/11/2011, Madrid
7.2
Rosa Ponce, Luismi Pérez y Javier Marzal (Miguel)
7
El Perro Club, Casi lleno
Precio: 6 euros

Por segunda noche consecutiva íbamos a parar a una de las salas de nombre más extenso de toda la geografía española, en El Perro de la Parte de Atrás del Coche. Si el día antes estuvo la cosa girando en torno a la ruidera de guitarras con la propuesta progresiva de Lüger y la shoegazer de Disco las Palmeras, ahora la cosa iba de psicodélia y de un ambiente más pop al fin y al cabo.

Tigres Leones presentaban single y muchas canciones nuevas pero antes Persons presentaban también los temas que pronto irán en su debut. Si la noche anterior hablábamos de la molestia en el volumen de las voces, con Persons llegaron momentos de igual nivel de incomodidad, aunque ciertamente aguantaron muy bien el tipo con una propuesta mucho más formada que cuando los vimos de teloneros de Balmorhea.

Ahora todo encaja bien, a pesar de que en su sonido hay teclados de pura americana, bajos new wave y hasta momentos de pura psicodelia. Era fácil caer en la dispersión, pero dieron un concierto campechano y distendido. Igualmente muy variado y entretenido, asi que hay que seguirlos la pista.

Luego Tigres Leones continuaron con los problemas de sonido que comentábamos, sobre todo cuando comenzaron con uno de sus temas nuevos mientras el público continuaba escuchando un tema de rockabilly por los altavoces de la sala. Subsanado ese tema de nuevo el problema vino de la poco habitual situación de excesp de nitidez y volumen en la voz. Al menos, así fue en las primeras filas.

Para la ocasión presentaban ese single formado por dos temas mucho más guitarreros como "Deberían Arder" y "Bailar", que fueron unidos en los primeros compases del concierto. Igualmente presentaron un par de temas más, de entre los que destacó una divertida pieza con surrealista letra que nos traía recuerdos de El Niño Gusano y de Patrullero Mancuso. Creo que les pega.

Sobre lo que conocíamos nos sorprendieron con una clara mejoría en la ejecución de los tres miembros del grupo y el fichaje temporal de Miguel de los ya extintos Ingenieros Alemanes. "Deberían Arder" o "Termitas" fueron dos de los mejores ejemplos, muy bien ayudados de un buen sonido de los instrumentos, voz aparte. "Perdón y Gracias", con ese estribillo robado a Los Simpsons siempre tiene que funcionar para el colofón final.

Paso a paso se nota la mejoría en la ejecución de ambas bandas, que seguramente regalarán también mejorías en sus inminentes trabajos. El single de Tigres Leones de momento lo puedes escuchar en su Bandcamp.