/Crónicas///

Crónica: Sonorama - Aranda de Duero (18/08/2006)

18/08/2006, Aranda de Duero
8.8
9
Recinto Ferial, 13.000 personas aprox.
Precio: 30 € / 50 €

Otro año más el Sonorama volvió a ser uno de los descubrimientos del verano. Por un lado, los primerizos del festival quedaron asombrados con un festival “distinto” en el que lo mas importante es pasárselo bien, descubriendo bandas (que se lo pregunten a los que quedaron alucinados con The Rentals) y quizás el mejor ambiente jamás respirado en un festival. Aunque en los primeros momentos el cielo pareció empeñado en aguarnos, nunca mejor dicho, la fiesta con una importante tromba de agua que cayó en las primeras tiendas instaladas en el “camping” (por llamarlo de alguna manera a aquel descampado que nos intentaron hacer creer que era algo así como un campo de refugiados con un escaso numero de baños). Pero solo fue un susto y un frío posterior bastante grande, pero que no impidió que todo transcurriera tan bien como debiera, retrasos de horarios aparte.

Así Maga, a las 20:00 dio el pistoletazo de salida al festival, repitiendo de nuevo en Aranda por segundo año consecutivo. En general, la gente aún andaba pendiente del cielo: que si se aclaraba, que si se emborronaba... Al final salió el arco iris coincidiendo con “Agosto Esquimal” de su primer y mas destacado disco, con el que todos cantamos y bailamos alegremente. Como anécdota salió Iván Ferreiro a cantar con ellos “Diecinueve”, que desde luego no fue lo mejor de su actuación, muy correcta por otro lado para ser los primeros y con poca gente delante aun.

Después llegaba el turno de Nacho Vegas y Las Esferas Invisibles, ante lo que huimos corriendo al camping en busca de tortilla y algo mas de cenar. Cuando volvimos ya habia pasado “el alegre cantautor”, para dar paso a otro al que si teníamos curiosidad por ver. Iván Ferreiro ya habia comenzado el concierto, pero no aguantamos ni cuatro canciones y marchamos dando un paseo por el mercadillo en busca de la chapita mas “cool” del momento.

Tras estas tres actuaciones nacionales, los siguientes eran Ok Go... la banda de los bailecitos. Y la verdad que es un buen resumen para su actuación: lo mejor, el bailecito que se marcaron en plan playback al final. Bueno, la actuación no fue mala no nos engañemos. Pero la verdad que son una banda que ni ha inventado nada ni tiene canciones para demasiados excesos y que en directo tampoco me parecieron tan geniales como algunos decían. Aparte del baile, muy buena la versión de “Wave Of Mutilation” de Pixies que clavaron (demasiado igual quizás).

Los cabezas de cartel de ese día eran Yeah Yeah Yeahs, que deberían haber salido a eso de las 00:20 horas, pero que en realidad salieron con algo así como media hora de retraso, lo que empieza a ser la tónica general de Sonorama (me gustaría saber como pueden hacer semejantes horarios imposibles de cumplir). Los de Nueva York salieron pletóricos, primero el batería de la banda repitiendo un sonido continuo, luego su guitarrista y posteriormente Karen O y su estrambótico vestuario. Ese sonido desembocó en una versión muy rockabilly de “Black Tongue” realmente magnífica. Aún no puedo entender como pueden dejarse fuera canciones como “Date With The Night” que podría haber sido el final perfecto, pero por lo demás cumplieron con un set list muy bueno, plagado de sus mejores temas. Karen O, curiosamente con un micrófono con una tira verde y otro naranja que fue alternando, pasó como una apisonadora perfectamente respaldada de sus dos compañeros de banda (mas un músico de directo a los ruiditos y guitarras), desgranando en una primera parte de concierto pesos pesados como “Pin” en su versión mas punk, “Honeybear” que nos puso a bailar a todos y fue de los mejores momentos de todo el festival o la muy coreada “Gold Lion”. A partir de ahí, Karen se soltó mas la melena si cabe y se desprendió de parte de su vestuario quedando como si de una gimnasta ochentera se tratara. Todo ello en mitad de una muy trabajada versión de su nuevo single “Cheated Hearts”. La parte final con más peso de su disco de debut, tuvo en el torbellino de Karen O su mas importante baza con una memorable “Rich”, una atronadora “Y Control” o una conmovedora “Maps”. En definitiva, supieron mostrar sus dos caras (la mas agresiva del primero y la mas trabajada del segundo), sonando perfectos y claro, aparte está Karen que se llevó por delante la coreografía de Ok Go, la lluvia y todo lo que se les puso a tiro.

Tras un conciertazo así, era de esperar lo de que Babasónicos y Standstill tuvieran un público escaso. Y es que aunque eran dos de las bandas más interesantes (sobre todo la segunda) eran bandas que estaba claro iban a sufrir aquello de los horarios malditos. A pesar de todo, era preferible verlos muy tarde que muy pronto para los que queríamos verles, aunque uno sigue acordándose de como una banda como Ok Go estaba por encima de la mayoría de bandas del cartel.

Los argentinos Babasónicos ya se han hecho un nombre aquí al otro lado del charco, sobre todo en el mundo indie con su nuevo disco “Anoche” plagado de himnos pegadizos. El set del grupo se baso sobre todo en dicho disco, muy celebrado para los que más disfrutamos con este disco. Así gozamos de los estribillos pegadizos y bailongos de “Yegua” o “Carismático” y con temas algo mas rockeros como “Asì Se Habla”. Saben lo que se hacen en directo y es que en tablas les ganaban poquitos de los que tocaron allí.

Standstill, la banda mas esperada del festival junto con Yeah Yeah Yeahs para nosotros, no gozó de toda la atención que se merecen como era de esperar. Y es que el retraso horario y el frío que hacia en la madrugada arandina no eran la mejor situación. Los catalanes salieron ya al escenario con un retraso de mas de media hora y sin haber probado sonido todo lo que les hubiera gustado, lo que hizo que fueran la única banda el todo el día que gozara de mal sonido. Los temas elegidos para el concierto tampoco fueron los mas correctos para ganarse el publico allí presente, y es que tan solo sonaron "Feliz En Tu Día" y "Por Todas Las Cosas" de su más reciente disco y no sonó ninguno de sus primeros discos. Así que el resto fue como estar en una especie de ensayo, repleto de temas de lo que será su próximo álbum. Entre esos nuevos temas que nos sonaron a The Mars Volta o Tortoise estaban los ya conocidos temas que habíamos podido oír en alguna ocasión anterior y el adelanto que publicaron en su MySpace, "La Risa Funesta". Por lo demás, canciones muy trabajadas con cambios de ritmo aun mas marcados y incluyendo palmas, sonidos de dj (sí, aparte del cuarteto actual llevaron un Dj con mesas de mezclas y un portátil) y un Enric que parece que no esta dispuesto a soltar la acústica. Así que nos sentimos privilegiados de haber podido estar allí oyendo esos adelantos, ya que parece que Standstill va a volver a dar un giro a su sonido para demostrar que son la mejor banda nacional del momento.

La zona de baile abría a eso de las 3 horas con Humbert Humbert, pero debido al retraso horario abrió mas tarde. Fuimos a ver un poco a los madrileños y la verdad que nos parecieron en directo una broma de mal gusto, así que renunciamos a ver a Dj Amable que nos apetecía mucho ver ya solo por tragarnos todo lo que iba antes. Así que nos fuimos a la tienda haciendo balance. Yeah Yeah Yeahs y sobre todo Karen O barrieron, Ok Go graciosos y ya estamos con ganas de tener lo nuevo de Standstill entre las manos.



PUBLICIDAD