/Crónicas///

Crónica: Santa Rita - Madrid (02/05/2013)

02/05/2013, Madrid
8.0
Natalia Brovedanni, Cecilia Díaz, Laura Oliveras, Martha Woods
8
Siroco, Tres cuartos de sala
Precio: 8 euros

En pleno puente madrileño de primeros de mayo llegaron a buen puerto las chicas de Santa Rita. Atracaron eso si en puerto virtual, porque a pesar de que todas y cada una de las canciones de su debut en formato largo hablen de mares y océanos, en Madrid sigue sin haber playa en la que refrescarse. Pero justo antes de que el cuarteto catalán presentase este "High On The Seas" aparecieron en escena los chicos de Moonich, una banda que últimamente se deja ver en labores de telonero bastante a menudo. Lo poco que pudimos ver nos presentó una banda que bien podría recordar a los Queens Of The Stone Age de sonido más primitivo y stoner. Esperemos que haya una próxima vez para poder formar una opinión todavía más clara.

Luego Santa Rita siguieron con esos aires de rock repleto de guitarras densas, aunque en esta ocasión la melodía vocal de su cantante Cecilia daba un aire totalmente distinto. Si su disco nos ha ido conquistando con las escuchas, su directo nos impactó y sorprendió a la primera, sobre todo gracias a una actitud entregada a pesar de que los nervios se palpaban en los instantes previos al show de Siroco.

Su guitarrista, Natalia, ejercía aparentemente como jefa encima de las tablas, no sólo a la hora de ejecutar con sus guitarras (que sorprendentemente tenía grabadas cuando requerían momentos de desdoblamiento), sino también a la hora de comenzar y marcar los tiempos y los coros. El otro punto extra que dan Santa Rita en concierto es la presencia escénica y de potencia que da Laura a las baquetas, con precisión detallista pero con una actitud portentosa. Igual pasaba con la base rítmica de los bajos de Martha, que seguían esos aires mucho más llevados al límite en el sonido de la banda.

Entre los temas que más destacaron está sin duda ese "Necochea" que ya sirvió de presentación del artefacto sonoro, pero quizás temas como "Cantábrico" o "Adriático", de mayor carga melódica, terminaron por aupar y dar una nota excelente a esta presentación madrileña. Hasta a los que nos gusta el disco nos sorprendió una banda que parece haber trabajado lo suficiente en su local de ensayo, sólo falta que se quiten parte de esa timidez.